martes, 29 de abril de 2008

Movimientos sociales en Mérida (Conclusión)

(Anterior)

He estado revisando las entradas anteriores en relación a los movimientos sociales y creo que no tengo nada más que agregar. Excepto que como propongo que sean las marchas es exactamente lo contrario de lo que sucede. Pero claro, desde este espacio no voy a cambiar el mundo (ni pretendo hacerlo), sólo espero haberle dado alguna buena idea a alguien.

En resumen, volveré a plantear los puntos que podemos recoger de tanta perorata. Los principios propuestos para toda manifestación, marcha o protesta:


  1. Informar a toda la población de lo que está sucediendo y de lo que se trata de conseguir, para obtener su simpatía.

  2. Invitar a toda la gente posible, sin discriminar ni caer en prejuicios. Mientras más sean, mejor.

  3. Que el objetivo de una manifestación no sólo sea claro, sino que sea uno solo y en el que todos estén de acuerdo.

  4. Mantener los movimientos alejados de los partidos políticos y otras agrupaciones oportunistas.

  5. Un movimiento no puede decirse representante de la voluntad del pueblo, pero sí que puede trabajar en pro de los derechos y bienestar de la comunidad.

  6. En la medida de lo posible, ir más allá de las marchas y plantones, y hacer manifestaciones creativas.

  7. Todas las acciones que se efectúen deben ser con miras a lograr cumplir los objetivos del movimiento, y nada más.

  8. Nunca se debe recurrir a la violencia. No vale la pena triunfar si para lograrlo es preciso convertirse en aquello que se busca destruir.

  9. Los mártires no sirven para nada. No hay que tratar de ser mártires.

  10. Las personas con problemas emocionales deben estar siempre bajo cuidado de las demás para que no afecten con sus acciones al movimiento.

Estoy seguro de que ustedes pueden pensar en aún más ideas para contribuir a mejorar la eficacia y efectividad de los movimientos sociales en nuestra blanca Mérida.

Y ya me extendí mucho, así que para citar a Míster Isaac: Eso es todo lo que tengo que decir al respecto.

FIN

Si te interesó, ver también: James Lawson: Enseñanzas de un revolucionario

2 comentarios:

Davicho dijo...

Saludos.

Precisamente acabo de escribir algo acerca de las manifestaciones y lo que me ha tocado vivir en ellas en el vocerito, y estoy de acuerdo contigo, sobre todo en esos sicopatas sociales que luego se hacen a los mártires, yo conozco a uno, y anda en todas las marchas jeje.

Ego sum qui sum dijo...

Sí, de hecho leí tu entrada justo después de postear esta. Es bueno saber que habemos más de un loco.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails