viernes, 29 de agosto de 2008

¡Ciencia! (Colofón)



Hace bastante tiempo, escribí una serie de artículos titulados ¡CIENCIA! en este blog. Isaac Ventura quedó en hacer una contestación, la cual puso de forma más o menos resumida (y simpaticona) en su respectivo blog. Aquí está la respuesta. A esta entrada, le dejé el siguiente comentario:

"La ciencia no es una religión más, y me parece que ya había dejado en claro el porqué. La religión tiene dogmas y fe, la ciencia tiene pruebas y razón. Que exista gente fanática como los nazis, que malentiende aluguno que otro principio científico y lo utilice para sus propios fines, es otra cosa. Me gustaría mucho, mucho, leer tu contestación."

Tras lo cual, Isaac dejó este comentario en el blog:

________________

"Ash, eso es ciencia."

Yo creo que la razón es un grupo más de dogmas. Al fin y al cabo está hecha de discursos y códigos construidos arbitrariamente. La causa-efecto, comprobación-error, no son parámetros suficientes para comprender un fenómeno en su totalidad. La misma ciencia tiene verdades indudables y abstractas (como los números). Aún el Einsteinsienismo es bastante relativista y abstencionista.

La ciencia parte de la modernidad. Tampoco se trata de mostrarse como un grinch. Admito que la ciencia moderna ha tenido avances considerables en muchas materias. También se han superado muchas cosas establecidas por la "proto-ciencia", como el racismo "biológicamente justificado". No digo "cosas que la ciencia no puede explicar" como un religioso, sólo digo que puede haber otras maneras de explicar las cosas. Y, como no se trata nunca de conciliar, podemos cagarnos en ambas al mismo tiempo.

Buena vibra. No te malviajes, nomás era un comentario grinchesco.

______________



Y como la blogósfera es un espacio para intercambio de ideas y debates, a continuación pongo mi respuesta a la respuesta de la respuesta de la respuesta:

No me malviajo, por el contrario, encuentro estas discusiones altamente estimulantes y enriquecedoras.... Así que aquí voy.

La razón no se trata de un grupo más de dogmas. Los dogmas son "verdades" incontestables e indiscutibles. Los principios del raciocionio considerado hoy correcto se han alcanzado después de siglos de evolución del pensamiento humano.

Procesos de raciocinio que se han comprobado erróneos, como los sofismas y las falacias, han sido descartados, mientras que los que permanecen, como el silogismo, han demostrado su efectividad. De todos modos, no pueden ser considerados dogmas porque aún son susceptibles de crítica. Es decir que si se logran demostrar como falaces, serán dejados de lado. Pero mientras el proceso de raciocinio siga funcionando, se mantiene vigente.

¿Funcionando para qué? Para conocer, claro está. Desde luego, podremos decir que en última instancia es imposible conocer el mundo porque tanto nuestra razón como nuestros sentidos son limitados. Pero el conjunto de conocimientos obtenidos mediante la razón ha demostrado ser más válidos que otras formas de cognición (religión, tradición, superstición).

Digo que son más válidos no desde un punto de vista ético. Después de todo, cada quien puede creer en lo que le dé la gana, siempre y cuando no se meta con la libertad de las otras personas (tal es la postura del relativismo moral). Desde un punto de vista ético, ninguna creencia es más válida que otra.

La razón es más válida desde un punto de vista epistemológico porque arroja mejores resultados en cuanto a la comprensión del mundo físico y la aplicación práctica de este conocimiento construye máquinas, cura enfermedades y envía gente al espacio.

Esto no es necesariamente positivo desde el punto de vista ético. Habrá quien diga que la tecnología es la culpable del aislamiento emocional en que nos encontramos hoy en día (y los viajes espaciales han demostrado ser inútiles para mejorar nuestra calidad de vida... aunque sí sirvieron para desarrollar tecnologías que utilizamos a diario).

Pero el punto es que la ciencia, la razón, el conocimiento cietífico arrojan resultados. Como dije, no se hubiera ganado la 2GM con vudú. De hecho, la caída de Hitler quizá se precipitó porque él invertía más tiempo con mamadas esotéricas (y matando judíos) que haciendo bien la guerra a los rusos.

La caricatura que pusiste en tu blog es muy simpática. Al fin y al cabo, si decimos que el tsunami de Indonesia fue provocado por la ira de Dios que los castigaba por ser paganos, o por los movimientos de las placas tectónicas, no nos hace menos vulnerables a la fuerza de la naturaleza... por ahora, ya que quizá la completa comprensión del fenómeno nos pueda llevar en algún momento a predecirlo y hasta controlarlo. Mientras, los demás pueden seguir rezando para que no haya terremotos. La ciencia es mucho más que sólo recitarle polinomios a una nube.




Quizá la causa-efecto y comprobación-error no sean parámetros suficientes para comprender un fenómeno en su totalidad, pero es lo mejor que tenemos y hasta ahora nos ha servido. Cuando la humanidad descubra o desarrolle algo mejor, lo aplicará. La ciencia no es perfecta, pero es perfectible.

Claro, habrá quien se oponga, pues es cierto que hay científicos dogmáticos que se oponen a nuevos descubrimientos y que ignoran las evidencias que sugieren que lo que anteriormente se consideraba verdad absoluta está en realidad equivocado. Pero es que así es la naturaleza humana, con todo y ser un pingüino. Un buen científico acepta las nuevas evidencias, de lo contrario se está dejando llevar por los prejuicios, y la ciencia, precisamente, no los admite.

En cuanto a que los números son verdades abstractas e indudables, no es del todo cierto. Bueno, abstractos sí son, pero no son indiscutibles. Hay quien duda de la validez y exactitud de los números. El mismo Aristóteles afirma que los números no son seres, sino accidentes, es decir, que no existen en sí mismos, sino en cuanto a propiedad de otros seres. Es decir, hasta las “verdades” más básicas y absolutas de la ciencia son susceptibles de ser discutidas o hasta invalidadas. Es lo maravilloso de la ciencia: ¡todo es discutible! Pero mientras existan más argumentos a favor que en contra de los principios científicos, éstos se considerarán válidos. Después de todo, los números nos sirven para construir casas.

Por cierto, la teoría de Einstein se refiere a la relatividad en las relaciones tiempo-espacio y materia-energía, y no al relativismo moral, cultural o epistemológico, ni mucho menos a que la validez de la ciencia sea relativa frente a otras formas de conocimiento.

Completamente de acuerdo contigo: hay muchas cosas que no se pueden explicar con la ciencia estricta. El amor se puede explicar como un fenómeno bioquímico, pero esa explicación no basta para cualquiera que haya estado enamorado (la poesía lo hace mucho mejor). Los intentos por aplicar a los estudios sociales los principios de las ciencias exactas y naturales han fracasado en mayor o menor medida. Ciertamente no hay ciencia que pueda explicar el arte, no realmente. La ciencia no tiene todas las respuestas, pero las que tiene son correctas y las que no tiene, no las tiene nadie más.

Pero finalmente, eres libre de cagarte en ella. Es un placer debatir contigo.

2 comentarios:

m.Isaac.V.R. dijo...

esto me llevará un poco de tiempo asimilarlo. Tal vez no me sacarás de mis ideas de que la ciencia y la razón son un conjunto de constructos hartamente politizados para presentarse de cierta manera. Pero creo que tendría que plantearlo sólidamente.

m.Isaac.V.R. dijo...

dejaron este lindo comentario de panfleto en mi blog
Reducir la ciencia a un nivel de religión no es otra cosa que desconocimiento, falta de información y hasta ignorancia. Entiendo que haya gente tan ignorante que al ver la ecuación de Einstein piense que es equivalente al Ave María, que con sólo repetirla algo bueno pasa.
Pero no es así. La ciencia es un trabajo arduo de experimentación, imaginación, lógica y observación de fenómenos y de evidencias.
Parecería que los resultados palpables de la ciencia son tan de todos los días que los damos por sentados. Sin embargo que alguien pueda leer esto es una prueba de un buen número de principios científicos, utilizados por la tecnología y puestos a funcionar para la gente. Se rquiere de una buena dosis de apertura para dar marcha atrás y tratar de comparar si algún tipo de religión ha tenido el éxito que tiene la ciencia en la actualidad. Por más que repita el padrenuestro, no recibirás este mensaje, claro a menos de que lo envíe gracias a que las ecuaciones de Maxwell funcionan en esto de la internek.
Saludos
KC

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails