martes, 26 de mayo de 2009

Familias animadas, Parte XVI: Los Marsh, los Broflovski, los McCormick y los Cartman

(Anterior: Los Turner y otros)

Y para finalizar con esta laaaaaaarga exploración de las familias animadas en la televisión, tenemos una serie más que no se centra en las familias, pero que no deja de hacer una dura crítica contra ellas en este mundo postmoderno, que le dicen.

South Park (1997 hasta la fecha)



South Park fue creada por Matt Stone y Trey Parker y desde el principio impactó al público por su ácido sentido del humor, que se puede describir como blasfemo, profano e irreverente. En un principio la serie se basaba más en el humor negro y el lenguaje de excusado, pero conforme se desarrolló, la crítica social ocupó un papel protagónico. Con su animación caguengue y dibujos burdos, South Park se ha ganado un lugar especial en la cultura pop gracias a su ingenio y al valor que tienen sus creadores para burlarse absolutamente de todo. Sus temas van desde la corrección política, la religión, la cultura, la política... en fin, se han burlado de todo lo que merece mofas.


Los protagonistas de la serie son cuatro niños de 8 años Stan, Kyle, Kenny y Cartman. Ahora echemos un vistazo a las familias que viven en el "pueblito racista e ignorante" de Sourh Park, Colorado:

Las familias:




Los Marsh: Familia compuesta por Randy (padre), Sharon (madre) y Stan (el hijo). Stan es un chico inteligente y sensato, por lo menos en la medida de lo que le permiten sus cortos ocho años. De cualquier forma Stan es la voz de la razón en su familia, aunque rara vez alguien le escucha. South Park gusta de satirizar la estupidez de la sociedad y Randy suele ser el protagonista de esa estupidez. Si hay algo que los creadores de South Park quieran satirizar, casi siempre recurrirán a Randy, para la eterna vergüenza de Stan. Randy y Sharon (un poco menos pendeja que él, pero que igual le entra a las ridiculeces) no tienen una ideología específica, y despliegan conductas y actitudes ridiculizables tanto liberales como conservadoras. Los Marsh son la representación de la familia clasemediera de pueblo pequeño. ¡Ah! También es parte de la familia Shelley, la violenta y abusiva hermana pubescente de Stan.

Los Broflovski: Que incluye a Gerald (padre), Sheila (madre) y Kyle (hijo), además del pequeño Ike, un bebé canadiense adoptado. Los Broflovski son un poco más estirados que los Marsh, por ser el estereotipo de familia judía de clase media. Cuando los creadores de South Park se aburren de Randy, acuden a Gerald para dejarlo en ridículo. Sheila, por su parte, es una madre gorda, metiche y sobreprotectora, siempre lista para escandalizarse por cualquier idiotez. Kyle es un chico normal, como Stan, aunque está un poco aomplejado por ser el único niño judío en su grupo de amigos. Junto con Stan, Kyle es la voz de la razón en South Park. Su relación está basada en la amistad de los creadores de la serie.

Los McCormick: Stuart es el padre, Carol es la madre y Kenny es el hijo que muere y resurge en casi cada episodio. Los McCormick son muy pobres, lo que es fuente de humor inagotable para los creadores de la serie. Son la representación de los white trash estadounidenses. Stuart y Carol son alcohólicos, racistas y se han visto envueltos en el tráfico y producción de metanfetaminas. Kenny, más que un personaje, es un chiste recurrente. Hay otros hermanos de los que no se dice mucho, para dejar abierta la posibilidad de que la familia McCormick es muy extensa, como suelen ser las familias de white trash.

Los Cartman: Familia compuesta únicamente por la madre Liane y el hijo Eric. Eric es un sociópata racista, codicioso, egoísta, violento y traicionero (y obseso), lo que lo hace el personaje más popular de la serie. Eric representa todo lo malo que puede haber en una persona. Pero para su defensa, se puede decir que todo esto es producto de la forma en que su madre lo ha criado. Liane es una mujer promiscua que paga todos sus favores con sexo y que fue estrella de porno alemán con coprofagia y toda la cosa. Ha tenido sexo con casi todos en South Park (hombres y mujeres), pero ella misma es el padre de Eric, ya que es hermafrodita (!). Además de esto, Liane sobreprotege a su hijo y lo tiene consentido en exceso. Nunca lo ha disciplinado y cuando hace algo malo sólo le dice "Eric malito". Ella es la representación de ese tipo de mamás incapaces de educar a sus hijos.

También se podría mencionar a la familia de Leopold "Butters" Stotch (mi personaje favorito), cuyos padres son excesivamente estrictos e incomprensivos.




Consideraciones:

South Park es una serie que satiriza a la sociedad desde el punto de vista de niños de ocho años. Para que la sátira funcione, es necesario tener por lo menos a un personaje cuerdo entre tanta locura y estupidez. Este papel lo cumplen Stan y Kyle. Como vimos en las series animadas del post anterior, la idea de los padres como protectores y proveedores de sabiduría murió hacia mediados de los noventa. En vez de eso, se representa a los progenitores como personas inmaduras, estúpidas, carentes de criterio y llenas de prejuicio, ignorantes de la realidad en la que viven sus hijos.

South Park se burla de conservadores y liberales por igual, aunque son más frecuentes las mofas hacia estos últimos. La serie se burla de los ecologistas, de los defensores de los derechos animales, de los activistas de todo tipo, de los que protestan contra la guerra en Irak, de los que creen que el mismo gobierno de EUA destruyó las Torres Gemelas, etcétera. Está claro, por cierto, que Stone y Parker no creen en el calentamiento global ni que el humo de segunda mano afecta a los fumadores ni que el alcoholismo sea una enfermedad física que requiere tratamiento.

A veces South Park se vuelve medio panfletero, en el sentido en que la sátira no es suficiente y al final de cada episodio aparacen Stan o Kyle dando un discurso-moraleja y explicando a la gente lo que deben pensar, lo que a veces resulta un poco pretensioso.

Conclusiones:

El sentido del humor único de South Park marcó un cambio en las series animadas de TV, aunque su forma de representar a los padres de familia (como idiotas) ya era una tendencia generalizada en el momento en que debutó el programa. De cualquier forma, South Park se mantiene como una de las mejores comedias animadas de la historia y una de las que más ha dejado huella en la cultura contemporánea.





Sigue: una conclusión para esta larga serie de artículos.

9 comentarios:

Kyuuketsuki dijo...

Que bárbaro!!! Todo un recorrido, desde los osos Bernstein (yo recuerdo bien sus capítulos) hasta las gaznadas de South Park (que me encantan). Espero con ansias la conclusión, ya que mi comentario está escrito pensando en todas las entradas (que ya me he dado tiempo de checar poco a poco); particularmente buenas me parecieron las de los simpson y familiy guy. Muy buenos posts.

La Diabla dijo...

Me encanta este analisis que haces a las caricaturas y ya he leido tooodo lo que has escrito al respecto, de hecho creo que la primera vez que te lei fue por algo asi que escribiste muy bueno, yo estoy trabajando en uno similar solo que no te dire que caricatura es para que no lo hagas antes y mejor que yo jajaja

Kentucky Freud Chicken dijo...

Qué gran análisis, un excelente post. Procedo a revisar la precuela.

Ego sum qui sum dijo...

Gracias a todos por sus comentarios. Sigan viendo tele, jejeje.

Pablo Cabañas dijo...

Estupendo análisis de South Park. Debo admitir que ya me había chutado todos los artículos sobre las familias caricaturizadas (por supuesto, desde la Primera Parte). Espero la conclusión muy pronto...

Saludos.

Omega Rodo dijo...

Los análisis de las familias son buenos pero siempre me queda la sensación de algo de mayor extensión.

chico migraña dijo...

Me fasina esa serie, practicamente de las pocas cosas que merecen verse en MTv

Niña agridulce dijo...

Los amo!
Esta serie es linda! La parte!
Me cago de la risa viendo esto!

Esteban Benítez dijo...

Te agradezco los análisis que has hecho de estas caricaturas!

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails