viernes, 24 de julio de 2009

Familias animadas: Conclusión

En verano del año 2008 escribí los siguientes párrafos:

"Desde 1960, de forma casi ininterrumpida, la animación norteamericana ha plasmado a la familia típica de los Estados Unidos, de forma satírica las más de las veces, en ocasiones de forma cándida y en otras de plano irreverente. Ya sea tratando de rescatar los valores familiares, o burlándose de ellos, los animadores norteamericanos nos han entregado toda una gama de personajes, algunos de ellos entrañables, otros olvidables y algunos injustamente olvidados.

Estas series de TV sirven como testimonio de los valores sociales de una época, ya sea elogiándolos o denostándolos. En ellas se puede apreciar una larga evolución en la forma de concebir la familia ideal/disfuncional."

Después de un largo camino, queda muy poco qué decir. Lo mejor es que cada quien lea los artículos de esta larga serie y se forme sus propias conclusiones:


Al recorrer estos textos me he dado cuenta de que tienen muchos dedazos, faltas de ortografía y errores de redacción, así que les tuve que dar una segunda manita de gato. También se puede apreciar la evolución de la familia. Los padres van desde Pedro Picapiedra hasta Homero Simpson, desde Harry Boyle hasta Héctor Reyes, desde los padres de Dexter a los de Stan Marsh. Las madres partieron de Vilma Picapiedra y culminaron con Lois Griffin. Los perros recorrieron el camino de Dino hasta Bryan, o incluso Roger.

Cada serie le debe mucho a las anteriores, por sentar antecedentes en los cuales basarse o crear moldes para romper. La visión de la familia norteamericana ha pasado de ser cándida e idealizada, a ser satírica e irreverente. Ha pasado por la representación realista y ha tocado la farsa. Ha conocido la idealización y la distopía. En fin, ha sido un viaje muy largo, pero constante.

¿Qué le depara el futuro a las familias animadas? La sociedad cambia y estos cambios se verán reflejados en las series de animación. Probablemente sigamos viendo Los Simpson en el año 2020. Quizá nuevos modelos de familia aparezcan. Otros han aparecido y no los he mencionado aquí, como Los Oblongs. Faltaría una serie de TV mexicana sobre las familias, pero la TV nacional es siempre de evasión y nunca de crítica (¿se imaginan que en Televisa se burlen del culto guadalupano?). Por eso a las viejitas no les gustan Los Simpson.

Y bueno, antes de que empiece a divagar, me despido dando las gracias a todos y diciendo, ¡que sigan viendo mucha tele!

5 comentarios:

Pereque dijo...

En agradecimiento por la serie, te pago con esto. Creo que te va a gustar. Pero cuidado porque es MUUUY adictivo.

¡Saludos!

Kentucky Freud Chicken dijo...

He leído algunos de los posts de esta serie y me han gustado. Lástima que no hiciste uno de Los Oblongs; eran excelentes.

Trataré de leer los posts que me faltaron.

Ego dijo...

Gracias por sus comentarios. Y gracias por ese sitio, es muy interesante.

Kyuuketsuki dijo...

Muchas gracias por este recorrido a las familias. Los posts de los simpson me encantaron... bueno, todos, realmente. Una vuelta verdaderamente interesante; soy fan de casi todas las familias expuestas. Veremos que depara "el futuro" para este tipo de series.

Daisuke dijo...

A mi parecer un a critica de la familia mexicana es sin duda la familia peluche de Eugenio Derbez y han usado mas de alguna vez criticas ligeras pero críticas a los santos

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails