viernes, 3 de julio de 2009

Cinepopólis 2 o Alegoría del gobierno populista



Esta entrada es secuela de esta otra. Pues resulta que hace unas semanas me fui a ver Wolverine a una conocida cadena de salas de cine. Casi empezando la película, se desfasó el sonido y los diálogos se escuchaban segundos antes de lo que debían. La gente se quedó ahí sentadota, como siempre, y como siempre salí yo a mentarle la madre al tipito del cine, el cual me dijo que en unos minutos se arreglaría el poblema.


Y se arregló, pero minutos después se volvió a desfasar, y ahora los diálogos sonaban segundos después de lo que deberían. Y por momentos el sonido se fue por completo. Como siempre, la gente se quedó ahí sentadota sin hacer nada y chorreando sus babas y pensando "ni modos, así están las cosas". Pues me salí otra vez echando chispas para hablar con tipín encargado y me dijo:

-Ay es que así vino la película


-¡¿Cómo que así vino la película?!


-Pos sí, así vino.


-¡¿Y así la han estado proyectando todos los días desde que se estrenó?!


-Pos sí.


-¡No puede ser! ¡Ya deberían haberla cambiado en cuanto notaron que no estaba buena! ¿Cómo la siguen exhibiendo cuando saben que no está bien?


-Pues sí, tienes razón, yo estoy de acuerdo contigo. Pero mira, si quieres te regalo algo de la dulcería.


No podía creer lo que estaba oyendo, y sólo me di la vuelta y volví a entrar a la sala del cine, justo a tiempo para ver a Hugh Jackman en pelotas... Y por supuesto, el público, seguía muy conforme con la mala calidad del servicio que le daban.


El cine es muy caro hoy en día, mucho más de lo que debería. Y si aparte de altos costos nos dan un mal servicio, no es de extrañar que la gente se vuelva hacia la piratería. ¿Y qué es eso de que "así vino la película"? Si un vendedor recibe un producto en mal estado, digamos, un salchichón podrido, no se pone a venderlo y le dice a sus clientes "Ay, es que así vino". Y yo no quería dulcería gratis, quería ver la película. No me jodan. Me cae que si no es porque no hay de otra, no regresaba yo Cinepopólis.




Pero en fin, este asunto del cine me hizo pensar en este país. Aquí uno, que a diferencia del resto no se queda babeando sobre sí mismo, va con el gobernante y le dice:


-Oiga, su sus políticas no sirven para combatir la pobreza. Mi familia tiene hambre.


-Ay, pos ni modos, así está la cosa. No la voy a solucionar, pero toma una bolsa de arroz.


Y ejemplos proverbiales los podemos encontrar en el gobierno (priista, obveeeeo) de Bombón Ortega, que siempre está escuchando las peticiones de la gente, a través de medios como su programa de radio. Y la gente, que no ha de entender bien para qué coño sirve un gobernador, le dice cosas como:


-Se murieron mis gallinitas.


-Mi vecino me robó las piedras de mi albarrada.


-Mi nuera no me deja ver a mis nietos.


-No tengo cómo llevar a mi hijo inválido a la clínica de rehabilitación.


(Todos los ejemplos son reales)


Y como Bombón casi ni es populista les dice que les va a solucionar a todos sus problemas. A la del hijo "con capacidades diferentes" le regaló una moto. O sea, no busca solucionar las condiciones que provocan la pobreza de la gente, o que la gente de escasos recursos pueda acceder a los servicios que requiere, sino que "regala cosas de la dulcería", para que los pocos que se quejan no hagan mucho alboroto. Y para ellos, un buen político no es el que da el servicio que se supone debe de dar, sino el que regala cosas de la dulcería.


Habría que explicarle a la gente cómo funciona la política, la democracia representativa, la división de poderes, etcétera. Pero temo que, como las hijas de Cleto, nos respondan después de una elaborada exposición: "¿Y eso cómo va a poner carne de perro en mi plato?"


8 comentarios:

Pereque dijo...

Como que se quedaron atorados en la época del kuhul ajaw que hacía salir el Sol, caer la lluvia y crecer las mazorcas. Así que ahora le piden al nuevo kuhul ajaw que use su poder divino para traer gallinas.

Leyendo sus historias, me da la impresión de que vivir en Yucatán ha de ser bien surrealista.

¡Saludos!

Antonio dijo...

Cinepópolis o Cinepopolis o Cinepopólis, pero no como lo escribiste.

Por eso mi alegato de que lo importante no es votar o anular, sino exigir y exhibir.

Por cierto, me pasó lo mismo en el Cinépolis de galerías valle oriente, en Monterrey, la imagen se puso borrosa, y cuando regresó se fue el sonido unos minutos. Casi todos nos pusimos a gritarle al cácaro, pero parece que ya no hay. Ahora un robot controla las máquinas y es inmune a las mentadas. Salimos como 3 a decirles que arreglaran todo, y sí lo arreglaron, pero 10 minutos después regresaron la acción a la escena en donde había empezado la falla, lo cual provocó molestias en otros, que me veían feo por andar de quejoso. Era la de Mamamía, y la falla había ocurrido a la mitad de una canción.

Un Abrazo.

Ego dijo...

@Pereque: Pues vivir en este México ya es surreal de por sí, ¿no?

@Antonio: concuerdo contigo en lo de la anulación y eso.

Sé que no tiene sentido ponerle acento a la segunda O de Cinepopolis, pues sin acento ya queda claro que la plabara es grave, pero quería dejar en claro que en la empresa hay popó ;)

Kyuuketsuki dijo...

Veo que en Monterrey y Mérida han tenido problemas con cinépolis. Es que no les han tocado los cinemex de la ciudad de México :S aquí el servicio de cinépolis, cuando asisto, me parece excelente. Cuestión de lugares, supongo.

Concuerdo con Antonio: a fin de cuentas, lo mas importante es levantarse a exigir, no quedarse simplemente en el hecho de tachar una boletita.

Karate Pig dijo...

como que no nos animamos a exigir nada..
será porque exigimos el mismo respeto para el momento en que hagamos nuestras tranzas?

es una de las greandes preguntas sobre la idiosincracia nacional..
porque no nos quejamos?
porque no exigimos nuestros derechos?

yo lo que mas detesto es cuando la gente cuenta cómo fueron victimas de alguna injusticia y cuando les preguntas que hiceron te responden algo como
"pues nada, nomás me dio risa, que le iba a contestar? yo no me rebajo a su nivel..." etc..

Kentucky Freud Chicken dijo...

No mamar, me hizo enorme sentido la comparación: "no tengo un buen servicio pero te regalo algo de la dulcería pa' que no des guerra."

¿Qué pedo con nosotros? ¿Por qué seguimos aceptando esas mamadas?

Mejor votemos por el Dr. Mono.

elsobrino dijo...

¡Pues deja de ir allá we! tal vez siglo XXI te sirva, no he tenido problemas y está al 3 x 1.
El que sí siempre me arma bronca es el café la Habana, una remerenda popó.

Ego dijo...

Es que mi novia es súperfresa y se niega a ir a un cine que no esté en una plaza fashion. =(

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails