miércoles, 21 de octubre de 2009

La casa de los originales monstruos



Anticipándome a la ola de remakes de películas clásicas que se aproxima, y que dará inicio a la siguiente década con el refrito de The Wolf Man, quiero compartir con ustedes algunas impresiones sobre el cine de horror clásico de Universal Pictures e invitarlos a checar estas joyitas del cine si es que no lo han hecho todavía.

En la década de los 30, en un Hollywood azotado por la Gran Depresión, y en un mundo con locos fascistas brotando por todas partes, surgió una corriente cinematográfica que ha dejado huella en la historia. Se trata de el horror clásico de Universal Pictures, heredero directo del cine de horror expresionista alemán. Estas películas, producidas a lo largo de los 30 y principios de los 40, tienen en común ciertas características que las definen como un género:


  • Blanco y negro. Es lo básico.

  • Fotografía heredada del cine expresionista alemán, es decir, que utiliza los efectos de iluminación como elementos estéticos y dramáticos.

  • Atmósfera gótica, que contribuyó definitivamente a la imaginería del cine de terror y a la decoración de Halloween: castillos, caserones, abadías, lunas llenas, cementerios, bosques tenebrosos, neblina, callejones oscuros, etcétera.

  • Adaptaciones muy, muy, muy libres de clásicos de la literatura de horror.

  • Apariencia de los monstruos diseñada por Jack Pierce, y a menudo muy distinta de la descrita en la fuente literaria, que se convertiría en la imagen definitiva asociada con ellos: Drácula con larga capa y cara lívida, el monstruo de Frankenstein con la cabeza plana y tornillos en el cuello, etcétera.

  • Ambigüedad temporal y/o anacronías: la ambientación es una mezcla del siglo XIX y de la era moderna: lo mismo hay carretones y antorchas, como automóviles, teléfonos y lámparas de mano. Lo mismo campesinos de apariencia medieval y aristócratas de ciudades cosmopolitas.

  • Cualidad artística que va más allá del cine de horror; por eso han sobrevivido al tiempo.

  • Aunque la mayoría de estas películas fueron producidas por Universal, al mismo tiempo se hicieron otras por distintas casas productoras que, sin embargo, copiaban su estilo.

  • El monstruo como personaje trágico más que como villano malvado.

Y ahora, mi Top Ocho de las mejores películas de horror de Universal Pictures:


OCHO: La Momia (The Mummy, 1932) de Karl Freund, con Boris Karloff



Lo chido: Olvídense de esa mamada con Brendan Frasier, ésta es la onda. Boris Karloff se luce como Imhotep, el hechicero egipcio redivivo, que busca a su amada Anhk-es-en-Amon (y no Anaxunamún, para hacérsela fácil a los tontos). Ella ha reencarnado en la joven hija de una mujer egipcia y un diplomático inglés. Claro, a diferencia del churro de Sommers, no te cuentan toda la historia desde el principio, sino que hay que irla descubriendo a lo largo de la peli. Además, ésta es una historia de amor que va más allá de la muerte, no de un vaquero gringo estúpido salvando al mundo de una momia mala que es mala porque sí (porque no es gringa). Argh, pero no quiero hablar del remake, sino de esta hermosa historia de amor en la que, claro, están mezclados algunos asesinatos y maldiciones, que sólo el poder de los dioses egipcios pueden detener. Y por supuesto, la fotografía es magnífica.

Lo chafa: Se repiten muchos elementos de Drácula, del año anterior, y Edward Van Sloan prácticamente repite su papel de Van Helsing en esta película. Por momentos es casi como si sólo hubieran cambiado al vampiro por una momia y a Transilvania por Egipto. Vamos, hasta la música inicial, "El Lago de los Cisnes" se reutilizó.

La frase: "Mi amor por ti ha durado más que los templos de nuestros dioses"


SIETE: La Hija de Drácula (Dracula's Daughter, 1936) de Lambert Hillyer



Lo chido: Todavía considerada como una de las mejores películas de vampiros jamás realizadas, cuenta con las excelentes actuaciones de Gloria Holden como Marya Zaleska (la vampira) y de Irving Pichel como Sandor (su siniestro secuaz que la sirve por la promesa de vida eterna). Marya no es hija de Drácula, sino que fue trasnformada en vampiro por él. Tras la muerte del Conde (ver Drácula) Marya espera verse libre de la maldición, pero no es así. Ésta es la primera película en la que el vampiro sufre su condición de no-muerto y ansía encontrar la paz. Además, hay homoerotismo lésbico, lo que siempre es un plus. La fotografía es increíble, totalmente expresionista: en esta peli Londres se ve más tenebroso que nunca.

Lo chafa: Hay algunos momentos bastante sosos, especialmente en cuando al comic relief, muy ñoño hasta para la época. El personaje masculino principal es bastante antipático. Y hay una subtrama tan ingenua que no puede dejar de dar risa: Marya pretende curarse del vampirismo ¡consultando a un psiquiatra!

La frase: "Mírame a los ojos. ¿Qué ves?" "Muerte"


SEIS: Drácula (Dracula, 1931) de Tod Browning, con Bela Lugosi



Lo chido: La primera película de terror sonora... La actuación de Lugosi es in-su-pe-ra-ble. El tipo es simplemente magnífico. Su voz, sus gestos, sus movimientos... todo es sencillamente perfecto. Bela Lugosi es Drácula, punto. Y Edward Van Sloan como Van Helsing es brillante. El duelo de voluntades que sostiene con Drácula a lo largo de toda la película es memorable. Por cierto, la película esta cargada de simbolismos y es quizá, en su carga semiótica, que radica sus mayores cualidades. La ambientación es fabulosa, la dirección de cámara es muy bien cuidada y su calidad fotográfica todavía se aprecia, incluso en copias dañadas por el tiempo. Hay una carga de erotismo velado que Browning supo colar en el film a pesar de la censura. Además, esta peli introdujo en el imaginario de Drácula muchas frases, ausentes de la novela original, que después serían repetidas en prácticamente todas las versiones posteriores, como "Yo nunca bebo... vino" o "Hijos de la noche, ¡qué música ejecutan!" o "Para alguien que no ha vivido ni una sola vida, es usted un hombre sabio, Van Helsing".

Lo chafa: La censura y el poco presupuesto que le dieron a esta película la llenan de pifias. Toda la acción se circunscribe a unos pocos escenarios. El murciélago en el que se transforma Drácula es más falso que un billete 3.50 y nunca vemos al hombre lobo (alguien se limita a decir "¡hey, hay un lobo en el patio!"). La censura no permitía que aparecieran en pantalla ratas o moscas, así que en el Castillo Drácula hay ¡armadillos y abejas! WTF?

La frase: "Morir, realmente estar muerto... ¡Cuán glorioso debe ser!"


MENCIÓN HONORÍFICA: Drácula, versión en español (1931)


El cine sonoro era algo nuevo y planteaba un problema para los productores: ¿qué harían con el mercado latinoamericano? El subtitulaje no existía y el doblaje no estaba muy bien avanzado. ¿Qué hacer para no perder ese público? La respuesta fue: producir un versión en español de la película. Así, después de que el equipo de Tod Browning terminaba de filmar sus escenas, otro equipo, compuesto por puros hispanos, usaba el set y hacía las mismas escenas. El resultado: una película que, para muchos, supera a la versión original.

¿Por qué se dice que la supera? Bueno, por varias razones: 1) Después de que el equipo de Browning terminaba y le tocaba el turno al equipo hispano, ellos, que habían visto la filmación, se decían "nosotros podemos hacerlo mejor"... y lo hacían. 2) No fueron perseguidos por la censura: a los censores gringos no les importaba lo que se exhibiera más allá de sus fronteras, por ello, esta versión es más sensual y eroticona. 3) Muchas escenas que habían sido editadas de la versión original permanecen aquí.

Con todo, yo no diría que la versión en español es mejor, aunque sí tiene cosas mejores. Uno de sus defectos es el ritmo de la película, que se pierde por largos momentos en esta versión. Además, Carlos Villarias, que hace del Conde, no es la mitad de bueno que Bela Lugosi. Eso sí, Lupita Tovar como Mina (o Eva) rompe corazones.

Anécdota curiosa: el reparto estaba compuesto por actores españoles, mexicanos, argentinos y de otras nacionalidades, todos con acentos y formas de pronunciar muy diferentes y evidentes. El productor, que como buen gringo no sabía ningún otro idioma más que el inglés, no percibía la diferencia y preguntaba que cuál era el maldito problema. Entonces alguien dijo "Lo que hay que hacer aquí es hablar la lengua de Cervantes", a lo que el productor respondió "No se diga más, tráiganme a ese tal señor Cervantes de inmediato". Hoy en día los productores de Hollywood son más o menos así de cultos.

CINCO: El Hijo de Frankenstein (Son of Frankenstein, 1939) de Rowland V Lee, con Boris Karloff, Bela Lugosi y Basil Rathbone



Lo chido: Wolf von Frankenstein llega al viejo castillo de su padre para encontrarse con que la criatura a la que su progenitor dio vida, sigue por allí... Tener a Karloff y a Lugosi en escena es ya un lujo. Esta película lleva al extremo la estética del expresionismo. La fotografía y el diseño de producción son mejores incluso que en sus dos antecesoras. Además, esta película aprovecha para aclarar algunos malos entendidos que el público tenía de las dos anteriores. Y se corrigió el nombre del doctor Frankenstein de Henry a Heinrich (que sigue sin ser el de la novela, pero por lo menos ahora te crees que se trata de un suizo alemán). Tiene diálogos geniales, algunos bastante profunditos. Lionel Atwill como el Inspector Krogh y, sobre todo, Bela Lugosi como Ygor se roban la película. Los mismos personajes son expresionistas. Prácticamente sin fallas y simplemente estupenda.

Lo chafa: Después del sublime desenlace de La Novia de Frankenstein parece que sobra esta película, además de que aquí el monstruo pasa a un segundo plano, casi como un objeto de utilería, y no tiene, ni de cerca, la complejidad que tenía en la anterior.

La frase: "¿Está insinuando que esta cosa es mi hermano?"


6 comentarios:

Pato Lacio dijo...

!!No la chifles!!! ¿Cómo que nos dejas picados? Bueno, la verdad es que esta muy bien tu reseña.

De aquella época me gusto mucho el "Monstruo de la Laguna Negra" - "Creature from the Black Lagoon" 1954 - película que inspiró la chafisima "Anaconda" de JLo =/.

Ego dijo...

No desesperes, ya hablaré de ella en la próxima entrada ;)

Dr. Dulcamara dijo...

Genial, genial, aplaudo con fuerza, ni que decir, fue fantástico.. espero con ansiedad la segunda parte.

(Lo de poner una frase célebre de la película fue una idea estupenda)

Saludos

Soma dijo...

Muy buen post, Mike, y gracias por los datos de trivia... eso de las versiones latinoamericanas lo ignoraba! Saludos

Ego dijo...

Pos ahí tengo la versión en español, para cuando se te ofrezca, Ricardo.

Y a todos, gracias por sus comentarios.

Georgells dijo...

Mi estimado Ego, mucho me lamento de llegar tarde a estas magníficas reseñas!!! Esto de los viajes de trabajo se convierten en un verdadero impedimento para realizar lo que es realmente importante en nuestra vida.

Un abrazo!

G.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails