viernes, 23 de octubre de 2009

La casa de los originales monstruos (Parte II)

Seguimos con la cuenta regresiva de las mejores películas de horror clásico de Universal Pictures (ver primera parte), pero antes de pasar a la número cuatro de nuestra lista, revisemos una mención honorífica:


MENCIÓN HONORÍFICA: El monstruo de la Laguna Negra (Creature from the Black Lagoon, 1954) de Jack Arnold, con Ben Chapman y Ricou Browning



Esta película a menudo se incluye entre la serie de horror clásico de Universal, como las colecciones de DVD's, y en parafernalia como muñecos o afiches. Lo cierto es que esta película tiene en común varios elementos con el horror clásico de los 30 y 40: blanco y negro, un diseño de la criatura que se volvió icónico y un monstruo que, en una segunda lectura, se revela como la verdadera víctima de una tragedia más que como el depredador de una cinta de horror.


Pero también es cierto que este film tiene más en común con el cine de ciencia-ficción de los 50 que con la racha original. De entrada, entre esta película y la segunda más reciente de la lista, El hombre lobo, hay 14 años de diferencia. Luego está el título, más acorde con la extravagancia cincuentera que con la sencillez de los 30 (piénsese en los títulos de otras películas de la época, como The Thing from Another World o Invasion of the Body Snatchers). Además, aquí no hay un escenario gótico (la película transcurre en el Amazonas), el monstruo no es de origen sobrenatural sino de ciencia-ficción (es algo así como de una rama evolutiva perdida), no hay ambigüedad sobre la época en la que se desarrolla el film, y un largo etcétera.


Pero, si fuéramos a incluir esta peli en la lista, se deslizaría fácilmente entre los cuarto y quinto lugares. ¿Por qué? Porque esta es una excelente película, con muy buenas actuaciones, una dirección de cámara sobresaliente (sobre todo en tomas submarinas), un manejo del suspenso excepcional, una fotografía fantásica y, sobre todo, una conmovedora historia sobre un "monstruo" que ve su hogar invadido de pronto por unos extraños que quieren acabar con él. No se pierda de vista la erótica escena del baile acuático entre la criatura y la bella Julie Adams (¡me caso!)


CUATRO: Frankenstein (Frankenstein, 1931) de James Whale, con Boris Karloff y Colin Clive


Lo chido: James Whale era un maldito genio. Por ello, no se extrañen de que tres de sus películas estén en los primeros cuatro lugares de esta lista. Frankenstein es una maravilla, una tragedia, una historia de horror gótico, un relato de blasfemia, locura y muerte. Boris Karloff es magnífico en su papel como el monstruo y Colin Clive como el doctor Henry (sic) Frankenstein imprime la megalomanía que requiere el papel. Los escenarios góticos son encantadores, al igual que la ambigüedad cronológica. La imagen del monstruo se convirtió en el ícono que siempre acompañaría el nombre Frankenstein y en esta película se le da al doctor un asistente jorobado (Fritz, no Ygor, ése aparecería hasta la tercera película de la saga). Asimismo, por primera vez se relacionó a Frankenstein con la energía eléctrica. Finalmente, uno no puede dejar de sentir una inmensa compasión por el monstruo; la escena en la que por primera vez sale a la luz es hermosa: la criatura es como un bebé.


Lo chafa: La poca, casi nula fidelidad que la película tiene al libro. El hecho de que en vez de Victor tengamos a Henry, indica que los guionistas no leyeron ni la solapa. La actuación de Mae Clarke es terrible.


La frase: "¡Está vivo! ¡Esta vivo! ¡Ahora sé lo que se siente ser Dios!"


TRES: El hombre invisible (The Invisible Man, 1933) de James Whale, con Claude Rains



Lo chido: Esta película no es sólo la única de la serie de Universal que le es realmente fiel al libro original (de HG Wells), sino que incluso, a mi gusto, lo supera. La virtud más obvia de esta película son sus maravillosos efectos especiales. Uno no los creería. Películas más recientes no tienen NADA que presumirle a ésta. El hombre invisible no sólo sujeta objetos en el aire, sino que se viste frente a un espejo, monta una bicicleta e incluso se fuma un cigarro. De hecho, los efectos especiales eran tan fregones que fueron secreto de los estudios durante mucho tiempo.


Detalles técnicos aparte, está la increíble actuación de Claude Rains como Jack Griffin, el científico que se vuelve invisible. Lo conocemos deseperado por encontrar una cura a la trampa en la que se metió, pero las intervenciones constantes de campesinos incultos lo exasperan y lo hacen estallar en ira. A partir de entonces, vemos (o no vemos) a Griffin descender hacia la locura y convertirse en un asesino serial. De hecho, el hombre invisible tiene el honor de ser el monstruo de Universal que más gente mató en una sola película. Por lo demás, es una excelente cinta de suspenso al igual, como de costumbre, que un drama en el que nada puede acabar bien.


Lo chafa: El sentido del humor tan queer de James Whale (que era orgullosamente gay), a veces parece un poco fuera de lugar.


La frase: "¡Nadie lo vería venir! ¡Nadie lo vería ir! ¡Podría robar, violar, matar! ¡Un hombre invisible puede dominar el mundo!"


DOS: El hombre lobo (The Wolf Man, 1941) de George Waggner, con Lon Chaney Jr y Claude Rains




Lo chido: La tragedia de horror por excelencia, la mayor virtud de esta obra descansa en el extraordinario guión del inteligente Curt Siodmack. Es la historia de un buen hombre, Larry Talbot, que regresa a casa después de la muerte de su hermano mayor. Larry nunca tuvo una buena relación con su padre y en su pueblo natal es visto como un extraño indeseable. Para colmo, es mordido por un hombre lobo (Bela Lugosi, por cierto). Larry no sabe si de verdad se está convirtiendo en monstruo o si está loco y debe enfrentarse a la hostilidad de los vecinos y a la condescendencia con la que lo trata su propio padre. Poco a poco, la historia se convierte en una tragedia griega: a Larry le es anunciado que matará a sus seres más queridos, y él hará todo lo posible por evitar la profecía lo que, de forma por demás fatídica, lo lleva cumplirla...


El guión es singularmente original porque, a diferencia de la mayor parte de las películas de este género, en la que la trama se concentra exclusivamente en el monstruo, Siodmack nos presenta a personajes verosímiles, que enfrentan problemas reales (en especial referidos a las relaciones humanas) y por momentos se nos olvida que estamos viendo una película de hombres lobo y nos sumergimos en las subtramas. Las excelentes actuaciones, tanto de Chaney, como de Rains y en especial de Maria Ouspenskaya (Maleva, la gitana), hacen de esta cinta un clásico. Los efectos especiales de la tranformación Larry en licántropo son sobresalientes.


Lo chafa: El guión original de Siodmack pretendía dejar en duda si Larry en verdad se convertía en monstruo o si sólo se estaba volviendo loco. Los productores dijeron que era más cool que se convirtiera en lobo sin lugar a dudas, lo que no está nada mal (de lo contrario, no tendríamos un clásico), pero con la reescritura del guión se colaron algunos elementos de la trama original lo que derivó en ciertas inconsistencias en el producto final.


La frase: "Aún el hombre bueno de corazón que reza sus plegarias por las noches puede convertirse en lobo, cuando el acónito florece y la luna de otoño brilla plena"


NOTA HISTÓRICA: Fíjense que, con excepción de Laguna Negra, El hombre lobo es la película más tardía de la serie. Para esos años, los Universal Studios habían cambiado de propietario y las reformas no se hicieron esperar. El cine de horror dejó de ser prioridad para la empresa, que rebajó las películas del género a la serie B. Después, a lo largo de los 40, Universal Studios siguió produciendo pelis de terror con las características mencionadas en el post anterior, pero que eran terriblemente malas, en su mayoría secuelas interminables de los éxitos originales y pastiches ridículos como Frankenstein contra el hombre lobo (que incluye un número musical, por Dios), que ya nada más veían los freaks (como yo). Tan malas se habían puesto las cosas que estas películas ya eran sólo parodias de sí mismas y el golpe final lo dio Abbott y Costello contra los fantasmas (1948), en la que los famosos comediantes se enfrentan a los tres grandes monstruos de Universal. En esta película Lon Chaney Jr hizo del hombre lobo y Bela Lugosi (por segunda y última ocasión) se puso la capa del Conde, pero Karloff ya estaba harto del monstruo y su papel fue interpretado por Glenn Strange.



Curiosidades: A Bela Lugosi le fue ofrecido hacer del monstruo de Frankenstein (1931), pero el maquillaje no le gustó. Sin embargo, finalmente interpretó este papel en Frankenstein contra el hombre lobo (1943), y por cierto, su actuación creó el estereotipo del monstruo que camina con las piernas tiesas y los brazos extendidos hacia el frente. Lon Chaney Jr también interpretó al monstruo en El fantasma de Frankenstein (1942). Como en El hombre lobo Lugosi interpreta a un licántropo, y en El hijo de Drácula (1943) Chaney intepreta a un vampiro, de cierta forma ambos actores lograron actuar como los tres grandes monstruos de Universal. Aunque Lugosi hizo muchas películas de horror, sólo interpretó a Drácula en las dos ya mencionadas. Otros actores hicieron el papel del Conde en las demás secuelas y pastiches. Los tres monstruos se reunirían en La casa de Frankenstein (1944) y La casa de Dracula (1945), antes de enfrentarse a Abbot y Costello

CONTINUAREMOS en la próxima entrada con el primer lugar y una mención honorífica sorpresa...

9 comentarios:

Dr. Dulcamara dijo...

AHHHHH, por qué, por qué nos torturas así? Yo ya quiero ver la número uno, ya tengo hechas mis apuestas.

Estoy al pendiente.

Saludos

Ego dijo...

Ah, no. Si no hay comentarios, no habrá siguiente entrega :(

Balam Mandos dijo...

Bueno, yo nada mas paso para dejarte este videito para que decores la entrada final :D para regocijo de todos mientras leemos.

http://www.youtube.com/watch?v=sSredQLf0Ts&feature=related

Pato Lacio dijo...

Me uno al comentario del Dr, Dulcamara... ¿Por qué nos torturas de esa manera?

En fin, gracias por la mensión honorifica al monstruo de la laguna negra.

¿¿Spoiler??, veo que aquí nos das una idea de quien se lleva el primer lugar.

Anónimo dijo...

Me extraña que no haya hablado sobre el Paquete Fiscal 2010 y la gran conmocion que causo..

Kix dijo...

Yo casi no veo pelis de terror, pero me platicaron que en USA se estrenó una llamada "Paranormal" que está de plano de no poder dormir en días!

Ego dijo...

@Anónimo: Es temporada de Halloween y por ahora actuaré como si no tuviera conciencia social. En Noviembre seguiré echando grilla.

Karate Pig dijo...

ego
vamos a ir a mexico la proxima semana, andaremos por yucatan, chance y pasamos a merida

envíame un correo a

karatexpig@googlemail.com

saludos

Georgells dijo...

Aquí la secuela resultó mejor que el post original. La reseña del hombre lobo me resultó entrañable. Me arrancaste una sonora carcajada con el "Me caso!" ante al baile submarino del Monstruo de la Laguna Negra...

Y genial la reseña de cómo el género decayó hasta las oscuridades en las que lo sumergió la "Serie B"...

Seguimos, pues aunque tarde, también quero leer al ganador del número 1!!!!

Abrazo,

G.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails