miércoles, 28 de octubre de 2009

La casa de los originales monstruos (Conclusión)

¡Alto! Antes de leer esta entrada necesitas leer la primera parte y la segunda.


Y llegamos a la última entrega de esta serie. Repasemos la influencia que han tenido estas películas en la cultura pop. La más obvia está en el Halloween. Estas películas aportaron la imaginería de la Noche de Brujas. Antes, ésta incluía fantasmas, brujas y calabazas; las pelis de horror de Universal agregaron a los hombres-lobo, a los vampiros, a los frankensteins y a las momias. Vayan a cualquier tienda de decoración, y véanlo ustedes mismos.


Desde que estas películas aparecieron en los 30, los monstruos que las protagonizaron parecen haber entablado una relación que duraría por siempre. Véanlo en parodias y homenajes: donde sale uno, salen todos. Piensen en películas como Scooby-Doo y la escuela de los monstruos, El escuadrón anti-monstruos y hasta la vomitiva Van Helsing (¡maldito seas, Stephen Sommers!). Además, estas películas parecen venir por rachas: los estudios empiezan refritando (¿refríendo?) alguna como Drácula o Frankenstein y se entusiasman y siguen con todas las demás: después de la serie Universal en los 30, hubo la de la Hammer Films en los 50 y la de Coppola en los 90, y ya se viene otra racha de Universal para la próxima década.


Pero basta de choro, vamos a lo bueno:


MENCIÓN HONORÍFICA: Fenómenos (Freaks, 1932) de Tod Browning



Si esta película estuviera en la competencia, con mucha facilidad subiría hasta el segundo lugar. Es más, estoy seguro de que muchos de ustedes argumentarán que esta cinta debe estar en el primero. ¿Por qué no está en la competencia? Tiene mucho en común con las otras películas de esta lista: blanco y negro, un director consagrado en el género, monstruos que son las víctimas... etcétera, etcétera. Pero a) No tiene un escenario gótico, b) no la produce Universal, y c) LOS MONSTRUOS SON REALES.


Sí, señores, esta película fue realizada no con actores ni maquillaje, sino con fenómenos de circo reales. Verán, Tod Browning (a quien recordarán como el director de Drácula) trabajó en un circo ambulante durante su juventud, y además era un loco morboso obsesionado con la deformidad. Por ello, sabía muy bien de lo que hablaba cuando se decidió a hacer esta película.


La historia es, como se dijo, sobre unos fenómenos de circo. El hombre fuerte, Hércules, y la trapecista estrella, Celopatra, formulan un complot para seducir y asesinar al enanito del circo y quedarse con su cuantiosa herencia. Y ya no les cuento qué pasa para que vayan corriendo a verla.


En su momento causó escándalo y se convirtió en una de las películas más censuradas de la historia. Cuenta la leyenda que el impacto de esta película ocasionó que una mujer sufriera un aborto en el cine. Los censores obligaron a Browning a cortarle pedazos por aquí y por allá, que por desgracia se han perdido. Aún así, la cinta es perturbadora como muy pocas, y no es extraño que sólo haya podido ser apreciada por su calidad sino hasta 30 años después de su estreno. Sólo quiero agregar que es una cinta excelente, a pesar de la mutilación que le hizo la mochez.



Y ahora, el primer lugar...


Fanfarrias por favor....


¡Chan-chan-chan!



NÚMERO UNO


La Novia de Frankenstein (The Bride of Frankenstein, 1935) de James Whale, con Boris Karloff, Colin Clive, Elsa Lanchester y Ernest Thesiger



Lo chido: ¡TODO! Después del éxito de Frankenstein y El Hombre Invisible los productores estaban tan extasiados que le dijeron a Whale, ¡haz lo que quieras! Y él hizo lo que quiso. No es ésta una película de estudio, sino un filme de autor. No es una película de horror, sino una obra maestra del cine. Considerada una de las mejores 100 películas de la historia y, junto a El Padrino II y El Imperio Contraataca, la única secuela que supera a la original.


¿Por qué es tan chingona esta película? Vamos por partes. La historia: aunque sigue sin ser realmente fiel a la anécdota narrada en la novela, sí lo es a su espíritu. El monstruo es un ser mucho más empático que en la primera entrega, y lo vemos vagar por un mundo que lo odia y que lo persigue. De hecho, había una escena, que fue censurada, en la que el monstruo se topa con un crucifijo de tamaño natural y, al creer que Jesús es un perseguido como él, trata de bajarlo de la cruz. Es más, hay una escena en la que prácticamente se repite el calvario y la crucifixión de Cristo. Al pobre monstruo no se le permite tener ni un momento de paz. James Whale era abiertamente gay, algo inusitado para la época, y como tal, sabía muy bien lo que significa ser "el otro", el perseguido, el marginado, y traslada muy bien este sentimiento a la pantalla.


No sé si fue a propósito o por pura casualidad, pero esta película parece seguir la simbología del Tarot: a lo largo de la cinta vemos aparecer al Ahorcado, al Diablo (tanto un diablillo en miniatura, como el diablo encarnado en la figura del Dr. Pretorius), al Ermitaño, a la Muerte, al Rey, a la Reina, al Mago (el Dr. Frankenstein), los Amantes, etcétera, para culminar con una gloriosa Torre Fulminada.


No faltan las ligeras blasfemias (especialmente cuando se compara el trabajo de los científicos locos con la obra del Dios creador), el contenido gay (que no digan que Pretorius no lo es) y demás elementos ocultistas y de alquimia (como los homúnculos).


El reparto y los personajes son insuperables: Karloff se la rifa de nuevo como el monstruo, Clive se supera como Frankenstein y Thesigier por poco se roba la película como Pretorius. Además, el papel de Elizabeth es interpretado ahora por Valerie Hobson, cien veces más guapa y mejor actriz que la que actuó en la primera parte. Elsa Lanchester hace el doble papel de Mary Shelley y de la Novia, un toque simplemente genial.




Esta peli lleva al extremo los elementos bizarres que hacen a este género tan encantador. La cinta empieza en una noche tormentosa de principios del siglo XIX (con vestuario apto para la época), en la que Percy Shelley y Lord Byron escucha deleitados lo que la joven Mary tiene que contarles: la historia de Frankenstein. Después nos trasladamos a una época no específica (podría ser principios del XX o finales del XIX) en la que transcurre la historia... pero de repente Pretoruis saca ¡un teléfono! y te quedas WTF?



La fotografía es sumamente expresionista, no sólo en cuanto a iluminación, sino en cuanto a los extravagantes ángulos de cámara (varios años antes de la revolucionaria Ciudadano Kane), que incluye el novedoso plano holandés.


La escenografía es fantástica, con cementerios góticos, densos y oscuros bosques, una torre imponente y un laboratorio lleno de tubos de ensaye, pipetas que burbujean, foquitos brillantes y cosas que hacen "pip". Los efectos especiales son asombrosos, sobre todo en la parte de los homúnculos.




En fin, podría seguir diciendo y diciendo maravillas de esta película, pero es mejor que ustedes la vean y opinen por sí mismos.


Lo chafa: El humor queer de Whale puede sacar de onda a algunos ceñudos, en especial por la actuación de Una O'Connor, también conocida como "Esa-pinche-vieja-gritona".


Las frases:

"Amo a los muertos, odio a los vivos."
"¿Usted hacer hombre como yo?" "No. Mujer."
"Ustedes vivan. Nosotros pertenecemos a la muerte."
"¡POR UN NUEVO MUNDO DE DIOSES Y MONSTRUOS!"


Y.... fin. Disfruten estas películas y luego cuéntenme qué les parecieron.

8 comentarios:

Pato Lacio dijo...

Magistral, simplemente magistral.

Soma dijo...

En esta película apareció por primera vez el plano aberrante (holandés)?
Buena trilogía de posts!

Georgells dijo...

Aplauso de pie!!!!

Excelente selección de pelis para el último post. Y tu explicación para situar a Freaks fuera de la competencia, la encuentro perfecta. (Personalmente la hubiera colocado en primero).

Las reseñas sensacionales. El detalle que le pones a "La Novia..." también es maravilloso. Creo que fue excelente opción y narración. Hace muchos años que la ví y me reviviste la sensación que tuve al verla la primera vez.

Sobre el inicio de la peli, está inspirada en una anécdota real: En el verano de 1818 Lord Byron invitó a su mansión de descanso a Percy y Mary Shelley, junto con J.W. Polidori, médico y simpatizante del movimiento romanticista en la literatura.

Durante ese intervalo acostumbraban inventar concursos y juegos literarios. Uno de los más conocidos ahora es el llamado "Cartas Rusas" o "Cadáver exquisito".

Pero también en ese verano, decidieron hacer una competencia de relatos de horror. Como era de esperarse, Byron, dipsómano y poco ordenado, sólo presentó algunos versos. Polidori escribió un relato corto llamado "El Vampiro" que es aún referencia para los amantes de los chupasangre. Percy comenzó, aunque no terminó su poema "El prometeo desencadenado" y su entonces segunda esposa, Mary, escribió "El nuevo Prometeo", ahora conocido como "Frankestein"...

En fin, excelentes posts Ego! Felicidades!

De aquí me voy directamente a Amazon a buscarlas en BR.

Genial!

G.

P.S. Supongo que "The Fly" (1958) queda fuera precisamente por cronología, por no ser de Universal y por estar más emparentada con el SciFi, sin embargo, encuentro algunas similitudes, como el "monstruo-víctima".

Dr. Dulcamara dijo...

Genial, fantástico, y lo mejor es que la número uno sí fue la que esperaba jo jo jo. Me encantó tu reseña, y tienes mucha razón, la película es gloriosa.

Feliz Halloween

Rodrigo dijo...

Buena reseña
Aqui dejo una link donde pueden ver online (quienes lo deseen) la película FREAKS (está en ingles).
también está una liga para ver la version original de Nosferatu con nuevo sonido de fondo agregado y editada en español.
Saludos!
http://babel36.wordpress.com/on-line/

Omega Rodo dijo...

Creo que voy a tener que buscar y ver La novia de "Franki", porque solo he visto la primera y se oye muy interesante.

Ego dijo...

Gracias a todos por sus comentarios.

@Soma: No estoy seguro; es ciertamente uno de los primeros ejemplos, pero no cre que Whale lo haya inventado, o de lo contrario llevaría su nombre.

@Gio: Ya tenía noticia de aquella velada, pero no con tanto detalle, gracias por compartirlo. Quizá el próximo año me aviente una serie sobre las de los 50's.

Ego dijo...

Venga, sé que pueden comentar más que eso. Además, estoy muy ocupado y no podré postear en unos días, y en algo me tengo que entretener.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails