miércoles, 10 de marzo de 2010

Carta abierta a mis alumnos de primero de prepa

Nota preliminar: Escribí esta carta abierta hace algún tiempo, dirigida a una generación especialmente apática de alumnos de prepa. No todas las generaciones han sido así, ni el panorama es tan desolador, pero estas ideas me siguen pareciendo válidas, y por eso las sigo sosteniendo. También aclaro que esto es sólo una serie de reflexiones personales y no pretende ser una explicación sociológica, ni mucho menos.


Chavos:


En los últimos días he estado haciendo un esfuerzo (quizá insuficiente, quizá innecesario) por acercarme a ustedes, entender en dónde radican sus problemas de aprendizaje, saber qué es lo que esperan de mi clase y de la escuela en general y hacerlos cuestionar sus propias ideas fijas.


Me he asombrado y decepcionado al recibir de ustedes tan pocas opiniones, tan pocas muestras de un criterio propio. Durante dos clases seguidas me dediqué sólo a platicar con ustedes para entender mejor el problema y no sólo casi no dijeron nada, sino que algunos cometieron la grosería de dormirse en mi cara... Pero bueno, ése es el tipo de cosas que uno debe aguantar como profesor. Sólo obtuve dos respuestas: que debo llevarlos de excursión (que me parece bien, aunque creo que lo que quieren ustedes es perder clases) y que debo hacer mis clases más "divertidas".


He reflexionado mucho al respecto, pues en un diplomado de estrategias docentes que tomé hace poco, a los maestros se nos insta a hacer las clases "divertidas", que no sean puro "blah, blah", que los alumnos no se aburran. Y créanlo o no, en la medida de lo posible lo he intentado.


Sin embargo, no puedo dejar de pensar en algo muy curioso: las generaciones anteriores, nuestros padres (quizá más los míos que los suyos) tenían muy en claro que no iban a la escuela a divertirse, que habría materias que no les iba a gustar y maestros que iban a odiar. Pero lo aceptaban con la madurez de alguien que sabe que no todo en la vida es juego y que hay que cumplir con el deber. Nuestros padres (no todos, claro) sabían que quizá no encontrarían muchas satisfacciones al momento de la clase, en el aula, pero sabían muy bien que encontrarían muchas más satisfacciones al cumplir con su parte.


No quiero caer en la actitud de "todo tiempo pasado fue mejor" y sé que la educación en el pasado tenía muchas deficiencias que ahora se han corregido, pero antes en la escuela se aprendía un valor muy importante: la aceptación de que a veces una persona responsable debe hacer ciertas cosas aunque no le gusten y que debe hacerlas bien. Ése es el meollo del asunto: nuestros padres conocían la satisfacción que venía de cumplir con el deber, de un trabajo bien hecho. O no sé, por lo menos el mío me dio esa enseñanza, mucho más con sus acciones que con sus palabras.


Ustedes sólo conocen la satisfacción del placer inmediato. Se rehúsan a hacer lo que no sea de su agrado; nada vale la pena a menos que sea divertido en sí mismo. Y como ustedes no entienden que su deber es esforzarse en la materia y pasarla, sin importar cuán aburrido o divertido sea el maestro, yo tengo que hacer mi clase divertida en sí misma; tengo, como un publicista, que venderles mi producto (el conocimiento) convenciéndolos de que es algo que les brindará una satisfacción inmediata (diversión).


Pero, ¿por qué tienen ustedes esa mentalidad? Me costó mucho trabajo dilucidarlo, pero después de mucho reflexionar e inspirado por varias lecturas (en especial la plática del Dr. Hugo Zemelman), llegué a una serie de conclusiones. Su problema no es solamente, ni principalmente, psicológico, educativo o personal. Creo que es un problema de cultura. Su problema es por una mentalidad originada a su vez por una cultura de Mercado.


Vivimos en una sociedad consumista en la que existe la creencia de que todas las satisfacciones pueden y deben ser inmediatas y pueden ser adquiridas por un precio justo. Ésta es la cultura de Mercado, en la que lo más importante es lo que se compra, y en la que lo que no se puede mercar no tiene valor. La satisfacción, si no es inmediata, no vale la pena.


Verán, la felicidad, el sentirse bien con ustedes mismos, cuesta mucho trabajo y esfuerzo, muchas luchas constantes con el yo interior de cada quien. Pero el Mercado necesita convencerlos de que la felicidad se puede obtener fácil y de inmediato. Lo que realmente les puede hacer feliz no se lo puede vender el Mercado, y por eso debe persuadirles de que lo que sí les puede vender basta para hacerlos felices.


Al Mercado no le conviene que ustedes sepan que hay más satisfacciones que las que sólo vienen del placer inmediato. Por ello, ustedes no conocen la satisfacción que viene de la contemplación, del arte, del conocimiento. No hay crecimiento, no hay aprendizaje, ni reflexión: sólo vale el entretenimiento. Incluso el amor y la amistad, en la cultura del Mercado, son sólo formas de entretenimiento ligero.


[NOTA: La personificación que estoy haciendo del Mercado es sólo una metáfora para explicar el sistema sociopolítico, económico y cultural en el que vivimos, y que se reproduce a través de instituciones, costumbres y expresiones culturales; desde luego que no creo que éste sea un ente como tal, con voluntad e intenciones, a la cabeza de una conspiración con intenciones y planes malignos, que viva en un lugar específico o que esté encarnado en algún grupo o persona particular... Lo aclaro, porque luego hay gente que no entiende este recurso retórico (se llama prosopopeya, por cierto) y empieza con sus panchos.]


Pero estas satisfacciones ligeras e inmediatas no alcanzan a llenar a un espíritu humano, por su naturaleza capaz de entender y dispuesto a buscar la Ciencia, las Artes, la Filosofía, las Letras, el Amor, la Belleza... En cambio, las satisfaciones inmediatas se esfuman tan fácil como vinieron y dejan a las personas tan vacías como al principio. ¿Cómo llenar ese vacío? El Mercado tiene la respuesta: sigue comprando. Sigue comprando objetos, sigue comprando entretenimiento, sigue comprando música simplona, sigue comprando noches de antro, sigue comprando alcohol y drogas.


Para mantenerse, la cultura de Mercado necesita de una sociedad de individuos vacíos. Pero esa vacuidad lleva a la depresión y al estrés, las grandes pandemias de este siglo. ¿Cuál es la solución? No es cambiar el estilo de vida ni buscar satisfacciones trascendentes. No, ello haría peligrar al Mercado. Entonces éste propone más productos de consumo, que se pueden adquirir de inmediato y sin problemas: manualitos de autoayuda, drogas, supersticiones... Y el ciclo continúa. El Arte, la Filosofía, la Ciencia, no tienen lugar lugar en la sociedad del Mercado, porque contravienen su principal dogma: la felicidad se puede obtener rápida, fácil y cómodamente. Pero en verdad les digo que uno encuentra más sabiduría para enfrentar la depresión y otros problemas en Don Quijote de la Mancha que en todos los manualitos de autoayuda y en todas las drogas del mundo.


El otro día fui a una exposición de carreras universitarias. La idea general de la expo era "Formar Recursos Humanos de Alto Nivel". Eso es lo que el Mercado quiere que ustedes sean: recursos humanos; un recurso, como el combustible, como el agua, como el papel, como un cartucho de tinta, o una línea de ensamblaje, que enriquezca a quien los maneja. Eso es todo. Como recursos, no tienen que saber nada más que lo que se necesita para que ejerzan su profesión; como consumidores no deben desear nada más que lo que el Mercado les puede vender. Para el Mercado ustedes no deben ser humanos completos que desarrollen al máximo sus capacidades intelectuales y emocionales (he visto que muchos están emocionalmente atrofiados, incapaces de sentir empatía, pasión, indignación o asombro), sino unos seres que se dediquen a una vida de trabajo enajenante y consumo deshumanizado a cambio de placeres inmediatos, ligeros e intrascendentes, llevando una existencia sin sentido hasta el día de su muerte.


Pero, ¿cómo les hago ver eso? ¿Cómo les hago entender que se dirigen hacia una vida vacía? ¿Cómo les hago interesarse en ustedes mismos, en desarrollar todo su potencial humano? ¿Cómo puedo ayudarlos? ¿Cómo? No sé si entenderán este mensaje, no sé si les llegará de alguna forma. Creo que la mayoría ni siquiera lo leerá, a pesar de que les ofrecí puntos extras por hacerlo y dejar un comentario. Mi peor temor es que todos sigan igual...


Y así, se quedan como el personaje de esa canción de los Beatles, Nowhere Man: "Hombre de ningún lugar, sentado en su tierra de ningún lugar, haciendo sus planes de ningún lugar para nadie. No tiene un punto de vista, no sabe para dónde va. ¿No es un poco como tú y yo? Es tan ciego como se puede ser, sólo ve lo que quiere ver. Hombre de ningún lugar, ¿puedes verme en lo absoluto? Hombre de ningún lugar, escucha, no sabes de lo que te estás perdiendo: el mundo está a tus pies."

43 comentarios:

Kentucky Freud Chicken dijo...

Yo creo que sería un enorme privilegio ser tu alumno. Lo soy desde el punto de vista de que leo tu blog, afortunadamente.

Yo no sé si el mercado sea el verdadero culpable -o cuando menos el más importante- del vacío generalizado. Pero lo que sí es que es un factor de enorme importancia.

Seamos un poco optimistas, si uno de tus alumnos capta el mensaje, puedes darte por bien servido.

Suerte.

Sir David von Templo dijo...

Esto es para reflexionar. Yo creo que algunos de tus alumnos si te leerán. Te recomiendo leer a Alexander Strauffon, el tambien ha meditado acerca de lo que ha ocasionado a los jovenes que tenemos (a parte de MTV, Televisa, Crepusculo, Dan Brown o Carlos Cuauhtemoc Sanchez).

Te dejo el link: http://alexanderstrauffon.blogspot.com/

TheJab dijo...

Esto me será útil. Gracias.

Dr. Dulcamara dijo...

Yo no sé que opinen tus alumnos de esto. Pero yo me levantó y te dedico un aplauso. Fantástica reflexión, y muy acertada a mi parecer.
Como siempre, un placer leerte.

Saludos.

Anónimo dijo...

pues komo tu alumna en algun momento he de decir ke realmente tus klases eran muy divertidas, e interesantes, realmente si haces la historia divertida, si tus alumnos de ahora no lo saben apreciar pues ke mal, pero eso solo se refleja komo dices porke la kultura de ahora es una kultura ke "kastiga" el konocimiento y bendice la ignorancia, kon kastigo me refiero literal a kastigo ya ke los ke insisten en saber son viktimas de bromas y abusos por parte de sus kompañeros, mientras ke el "ignoramus" de la klase recibe los aplausos, en fin te dejo mi korreo y me diskulpo por mi mala ortografia ya ke es kuestion de ke me gusta mucho la letra "k" jajaja mi korreo: alma_aor22@hotmail.com

atte alma (ex-alumna)

robert dijo...

es la verdad y ps ke podemoz aser si asi nacimos
de todos modos
esto nos servira
de mucho

Anónimo dijo...

pues la verdad no se que decir..
pero me gusto mucho lo que escribio y pues si me dio flojera pero eran puntos extras

maestro:
despues de un tiempo todos se van a cansar de hacer lo que hacen cuando vean que ya van a empezar a reprobar eso les va hacer cambiar su actitud y obviamente las clases de historia nunca son divertidas bueno osea en si la historia no me gusta pero ya que es una materia que emos que llevar y pasar..

bueno me vooy saludoos(:


AT:
daniela garza sanchez

Morgana MECANICA dijo...

Coincido con KFC, sería un gran privilegio tener un maestro como tú. Me frustran las personas que estan estacandas en su mediocridad. A la vez me da un poco de vergüenza el cómo nos veran las futuras generaciones.

Josefo! dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Josefo! dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
La Diabla dijo...

Los anonimos son tus alumnos? cuantos años tienen? porque su ortografia es tan abominable? porque saben de la existencia de tu blog? porque se empeñan en comentar si no tienen nada que decir? "haci"?

Steephaaniee(: dijo...

Maestro fue genial lo que escribio :) y si la verdad somos un grupo muy "dificil", pero creo que podemos cambiar..
Yo creo que da bien su clase :) me gusta su manera de explicar y si ha sido considerado con nosotros porque a pesar de todo lo que hacemos planea una excursion..
Me gusto mucho su blog*
Saaludos :D

Stephanie Arjona(:

TORK dijo...

Chale.

Muy duros los zapes (hasta a mí me tocaron un par).

En mi opinión ésta es, con mucho, tu mejor entrada.

Da gusto ver gente que, además de quejarse, está haciendo algo al respecto. En este caso tú, que mientras despotricas contra una serie de tortugas ninja (por lo de adolescentes mutantes), buscas mediante la enseñanza quitarles un poco lo brutos. Naturalmente no estoy de acuerdo en algunos puntos, pero eso podremos discutirlo después.

Un honor tener tu blog en mi lista de enlaces.

María Oceánica dijo...

Definitivamente, ojalá existieran más maestros como tú. La dizque reforma educativa no funciona si los maestros son parte de la masa que no quiere ir a clases ni mucho menos pensar y cambiar la situación de las escuelas. Los maestros sólo trabajan por dinero. Los alumnos sólo van a la escuela para que al final les den un certificado que les servirá para ganar dinero. No hay más.

Me hubiera gustado ser tu alumna, y/o amiga. Espero que algunos de tus alumnos realmente sientan y entiendan lo que intentas decirles.

Wanna Bear dijo...

Clap! Clap! Muy buen escrito Sr. Ego, resulta gratificante saber que aún hay profesores interesados en el aprendizaje y progreso de las "mentes jóvenes" de méxico. Y digo que es gratificante por que tan sólo, como ejemplo, la semana pasada los profesores de la UAEH (Autónoma de Hidalgo) amenazaron con huelga y paro de labores si no se cumplian sus exigencias, las cuales incluían 10 más de salario mínimo y bonos. Lo que resulta triste es que si cumplieron con sus mandatos, pero ellos siguen estando en su mundito, su burbujita, siguen siendo los mismos pinches profesores webones, desinteresados, poco profesionales, con un pensamiento narcisista y poco objetivo. Aunque igual he de admitir que por lo menos hay una maestra con la cual las charlas resultan interesantes y no hace perder la esperanza. Igualmente ya has de tener los tompiates hinchados de tanto halago pero también me gustaría ser alumno tuyo y no desaprovechar esa oportunidad que poca gente quiere compartir, que es la de enseñar y aprender.
Saludos!

Miriam Torres Mendoza dijo...

Hola maestro me parecio muy bien todo lo que escribio ..
en lo personal a mi me gusta su clase es muy interesante se perfectamente que no voy a la escuela a divertirme o jugar voy aprender.
Muchos dicen que el estudiar no te sirve pero la realidad es otra, mi padre me enseño a no ser conformista y se le agradezco mucho, me enferman las personas que no ven mas alla que no tienen metas y sueños.



Miriam torres mendoza

aquiles123 dijo...

Ojala y les sirva para reflexionar a los alumnos de primero que de verdad lo necesiten, que asienten cabeza como dice el dicho , y pues que se esfuerzen un poco mas.

m. Isaac. V.R. dijo...

Mátalos Maik, Mátalos a todos.

Amorphis dijo...

Este mensaje ha sido realmente bueno, aplaudo la iniciativa de no sentarse y quejarse sino intentar hacer algo más al respecto.

No hay que buscar culpables, los únicos responsables de nuestros actos somos nosotros mismos, ójala que el mensaje les llegue a los alumnos y más importante aún, que lo comprendan y ejecuten.

Saludos

Anónimo dijo...

muy buen texto. Opino lo mismo que stephanie y creo que algun dia van a cambiar.. digo tienen qe hacerlo si no, pobres la verdad. S e que yo tambien he dicho que es un poco aburrida su clase, bueno en realidad no aburrida pero no se tomar apuntes y me acostumbre a los otros maestros de toda la vida que me hacian la vida facil con cuestionarios y cosas por el estilo. En realidad si supiera tomar apuntes y no fuera tan distraida creo que entenderia muy bien su clase. saludoss :) atte: Roxana Gonzalez

CHAKZ dijo...

Con un alumno se marca la diferencia, no intentes cambiar a todos. Date por bien servido si ese numero llega a 2.

Yo soy mas de la opinion de que en la prepa no hay realmente mucho que aprender. Creo que un año entero podria comprimirse en 3 meses.

Por otro lado creo que aunque tiene que ver la cultura, es un problema de edad. No tienen la madurez de un individuo de mas edad, y por un lado esta bien, hay que aprovechar lo divertido de la prepa. Seamos sinceros, las materias apestan.

Solo como una pequeña reflexion, creo que tienes el potencial como para dar catedra en niveles de pensamiento màs avanzado. A esa misma reflexion llegue y creeme que me sentí más cómodo dando clase en universidad.

Saludos Mike como siempre

Sebas Solis ex alumno suyo dijo...

ami me gustaba su clase de historia (:

Ego dijo...

Gracias a todos por sus comentarios. De verdad espero hacer alguna diferencia.

Aurore Dupin dijo...

Ego:

La simplificación y la inmediatez se refleja en el lenguaje, y como expresara Ruy Sánchez en La literatura en el cuerpo:

(...) La creación progresiva de una "neolengua" que elimina palabras y crea neologismos. Con estas "creaciones" va limitando las posibilidades de formular ciertos pensamientos, y a través del tiempo y las generaciones establece una imposibilidad de tener pensamientos disidentes.

...

Los chicos miran al dedo que señala. La humanidad trasiega errores por pura indolencia. Entre el solaz mental del fanatismo religioso, los espectáculos mediáticos del dúo Azcárraga-Salinas Pliego y nacionalismo barato mezclado con American life way wannabe, continuaremos en la línea maquiladora. Algunos llegarán a la Universidad con su playera de Maussan/Trejo y su libro de "Padre rico, padre pobre".

Me quito el sombrero ante usted y su labor.

Armando (alumno) 2do dijo...

Hay pocas personas que te hacen reflexionar así de serio, sobretodo con un problema que se ha dejado correr al pasar los años ya que, así como usted, yo también supe que de antes los maestros eran aburridos y estrictos. Y maestro yo también le aplaudo por lo que esta haciendo, no muchas personas utilizan su tiempo para ayudar a los demás, sobre todo si estos se dedican a criticarlo a uno mismo a pesar del esfuerzo que se hace para lograr que salgan adelante. En lo personal a mi me gustan mucho sus clases ya que aun que usted diga lo contrario, son muy divertidas. Usted ademas de historia nos enseña a saber tomar las cosas mas importantes de un tema, también nos deja aporrearnos si no tomamos esos apuntes, apuntes que usted no dicta, si no lo hace de manera que nosotros podamos entenderlo y comprenderlo. Eso es a lo que en realidad le llamo un maestro puesto que usted no es el clásico maestro (lorito) que siempre se aprende de memoria su clase, eso es anticuado y no es dinámico.
tengo que agregar maestro, que me siento algo culpable pues no entregue varias tareas y tengo miedo de caer en el vicio mencionado en el blog. también hemos hecho nuestro desmane en segundo año, pero siento que aun así no hacemos a un lado el gusto por aprender y la satisfacción que esto ofrece.

que les llegue a todos los alumnos, al menos a mi si me llegó y se lo agradezco.

Ficciones arte dijo...

en mi opinion no podrá hacer nada. en mi prepa cuando yo estaba, habia siempre una bola de gente fumando mota y pisteando en la puerta y en ese entonces se quejaban, pero ahora todo ha cambiado, ahora todos los alumnos parecen extraidos de Zoey101, drake y josh y icarly, todos cortados con la misma tijera, ya no hay frikis,darkis,mariguanos (de los buenos)metaleros ni nada, ahora es toda una masa homogenea que se viste en liverpool o en copel, y que portan iphones pagados a credito. a mi nunca me gusto la escuela por que sufro de ansiedad social, y estar medio dia en un salon lleno de primates abusivos y maestros indiferentes y culeros me es muy doloroso, para mi las clases no deberian ser en un cuarto cerrado, deberian ser libres. y no podra hacer leer a esos simios, siempre ha habido idiotas, solo que evolucionan ed acuerdo a la cultura.

Miranda Hooker dijo...

Yo impartí filosofía en licenciatura e historia en secundaria, con siete años de diferencia. Lo suficiente para notar un abismo generacional entre ellos y yo y entre ellos y los ideales humanos que le han dado sentido al mundo durante siglos.

A nosotros nos toca ser la conciencia. Repetir y repetir, en cartas abiertas o en diálogos personalizados, eso que tú bien resumiste aquí. Repetir y repetir como la gota que, tenaz, le da forma a la montaña.

Muy inteligente tu blog. Felicidades.

Rochy dijo...

Me emocionó mucho tu carta. Recuerdo que en la prepa no me gustaba la historia (no era la historia en si, sino que nunca he sido muy buena para contestar teoría en un examen). Yo nunca aprendí a criticar a los maestros, con críticas bien pensadas. Pero recuerdo una clase de derecho en la prepa. Era la tipica maestra lorito, pero mis compañeros, al intentar burlarse de ella hacían preguntas muy interesantes (como, por ejemplo, cuando nos habló del aborto). Aunque su respuesta era una simple repetición, creo que aprendía mejor con las preguntas, pues la forzaban a explicar más. Ese "reto" a los maestros, creo que ocurre cada vez menos... aunque esperemos que solo sea un swing del azar. Por otro lado... mercado? es una teoría interesante, pero creo también que a la "masa" nunca le ha interesado mucho la reflexión y la ciencia.

Kyuuketsuki dijo...

Esta carta la leí hace varios días y no había tenido la oportunidad de dejarte un comentario. En mi opinión es uno de tus mejores textos, y yo creo que si, que si puedes lograr una diferencia.

Mi esposa es maestra, se la leí y le encantó, ella también enseña a alumnos de bachillerato. Y tiene los mismos problemas que tú (o muy parecidos). Si nos lo autorizas, se las enseñará a sus alumnos. A ver que tal :D

Ego dijo...

@ A todos, de nuevo gracias y lléguenle con eso Kyuu.

Anónimo dijo...

Tienes razon, shales, me isiste pensar en esas dos clases que no me agradan de la escuela a la que voy, hehe

JorgeLaris dijo...

Seguramente eres un gran maestro. Personalmente considero que mis mejores maestros han sido aquellos que demuestran una verdadera pasión por su materia y me la transmiten. Afortunadamente he tenido muchos maestros así. Uno de ellos fue Agustín Abreu, el me recomendó tu blog. No se si lo conozcas, pero si lo haces saludalo de mi parte cuando lo veas.

Ego dijo...

Gracias por los comentarios. Agustín es mi cuate, estudiamos juntos en la Uni. Ahora anda en los yunites estudiando su maestría. Saludos.

Anónimo dijo...

Es buen razonamiento... pero como tu alumno, enviarme a leer tu blog, se me hace arrogante, ¡ya estas ahí! parado frente a nosotros, aprovecha el privilegio para comunicar tu idea, no evites el roce social, pregúntale al pendejo que se quedó dormido, no pases por alto esas actitudes por "buena onda"... Danos sapes físicos, mueve las manos,madreanos con las palabras, comunica ¡despierta tu también!
Saludos Profesor,su virtual alumno.

Ego dijo...

@Anónimo: Gracias por tus comentarios. En realidad sí intento hacerlo todo lo que tú me dices (no creas que me quedo parado en clases sin hacer nada), excepto darles zapes porque me corren. Pero a veces hay cosas que sólo se pueden comunicar por la palabra escrita, que da más tiempo a la reflexión y permite la relectura. ¡Saludos!

Daniela Chamorro dijo...

Este post es en realidad muy de antaño jejej me refiero a la fecha. Le puedo decir, profesor, que me ha gustado mucho su reflexión. Con ella sería interesante mover los corazones de muchos profesores míos que se dejan llevar por el 'Mercado'. Le puedo decir que no soy ni por cerca una alumna sobresaliente pero mi cerebro no es nada hueco ni me lo he inflado con alcohol ni drogas. No puedo terminar de concebir que nunca he encontrado a un profesor así a pesar de soñar.
Sería lindo aprender a ver el mundo gracias al conocimiento de otro ser humano.
La mayoría de mi secundaria yo he motivado más a un grupo de compañeras a leer un poco que todos mis profesores juntos.
Esta tan mal que ellos ni siquiera nos permiten una hora para ir a la biblioteca y consultar algún tema de nuestra elección, que se relacione con la clase, para exponerlo. Algo que nos llame la atención y que le querramos compartir a nuestros compañeros.
Nada. Todo lo que nos enseñan es un pequeño folleto que el gobierno les entrega y revisa para que seamos unos cabezas sin Criterio Propio.
Me encantaría que fuesen mis maestras las que me retaran a mi y yo solita ya supongo un reto para mis profesores. En realidad me aburren.
Tengo una profesora que me da clases de Economía y de Cívica y esa señora un día predicó (dándonos su opinión) que nosotros tenemos derecho y libertad de expresión sí votamos, aun si el voto es robado, debido a que ya ejercimos nuestro derecho.
Yo vivo en Nicaragua, amo este país, es una lástima que estén llenando las cabezas de una cultura de ignorancia.
Hay días que esa señora me da ganas de llorar, cuando el temario llena la pizarra y para colmo no sabe utilizar concordancia, entonces escribe en femenino comienza en plural termina en masculino y singular.
Lo peor es que nadie hace nada. A veces me duele pensar que mi papá no quiso enviarme a estudiar al extranjero por que según el mi lugar está a su lado.
Canadá hubiese sido un excelente país para obtener un diploma antes de ir a la universidad.
Da coraje saber que cada día desciende el nivel académico.

http://realidadesdesdenicaragua.blogspot.com/2012/12/educacion-nicaragua-2012.html

Maik Civeira dijo...

@Daniela: Muchas gracias por tu extenso comentario. Es cierto, la culpa no es solamente de los muchachos. Muchas personas que están en el magisterio no tiene vocación ni compromiso, y muy poca preparación. Si esas personas son las encargadas de formar a los ciudadanos del mañana, la cosa está bien dura. :/ Checaré el enlace que me pasaste, gracias.

prufrock jerusalem dijo...

No he leído tantas entradas del blog para opinar si ésta es la mejor, pero sí es la que más he compartido y a la que más regreso.

Concuerdo en buena medida con que el Sistema (valiéndome también de la prosopopeya) lo que quiere es gente apática, avara, prejuiciosa, mal informada y carente de criterio. Estoy convencido que el sistema educativo funciona a la perfección para esos fines. Basta con ver cómo se manejan los sindicatos de maestros y es obvio que de lo que tanto se vanaglorian, "educar al futuro de México", es lo último que les interesa en la vida.

En fin, no nos queda más que aportar lo que podamos y no cargar con tanto "peso moral" que nos perjudique en nuestro haber personal.

Anónimo dijo...

Es la primera entrada que leo de tu blog, pero en verdad me gustó mucho.
Creo que se apega bastante a la realidad y pienso que tus alumnos tienen una muy buena oportunidad de tomar clase con un maestro como tú.
Se nota que eres un maestro que se interesa por su clase, por sus alumnos y que tiene vocación.
Te pido que no pierdas la esperanza en esta generación. Sé que es muy difícil de ver una salida, pero la única manera de cambiar es intentar algo nuevo, cambiar algo de nuestra realidad. Mientras sigas intentando mostrar (a tus alumnos y a todos los lectores de tu blog) que hay un gran potencial en cada uno de nosotros estarás ayudando a que en un futuro, alguna persona decida cambiar porque se percató de lo apático que era y de cómo desperdiciaba su vida.
Gracias!

Maik Civeira dijo...

Gracias por tus palabras :)

Lilith dijo...

¿Qué habrá dicho Josefo? xD

Ce Acatl dijo...

Ego, hoy llegue, después de leer dia tras dia tu blog, a esta entrada de hace ya 6 años, y no me avergüenza decir que me conmovió hasta las lágrimas. Desde niño he amado la historia y aun puedo recordar la impotencia y decepción de tener los maestros mediocres que tuve en la secundaria, que conviertieron los que pudo ser un año increible en un año de 😒....

En fin, q sepas que leyendo de blog de 2016 hacia atras, voy en esta entrada y te puedo llamar... Maestro, con mayúscula.

Maik Civeira dijo...

Ayñ, gracias :')

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails