jueves, 18 de noviembre de 2010

El zapoteco y el mixteco (Parte I)


"Yo soy tan chingón que no me dejo engañar por esos libros de historia de la SEP, no como esos pendejitos que se creen que Benito Juárez era un santo y Porfirio Díaz el mismo diablo. Pero yo soy muy listo y veo más allá de esas mentiras, y me he dado cuenta de que Díaz es el mejor presidente que hemos tenido y que Juárez era no más un indio vende patrias".

Más o menos así he escuchado que se expresan no pocos individuos, sumamente ingenuos, creo yo. ¿Por qué digo que son ingenuos? Porque su alarde de chingonería está muy mal fundamentado, en especial porque creen que lo que los hace muy duchos en realidad es simplemente signo de la manipulación que le atribuyen a los que opinan distinto. O sea, ahorita me explicaré:

A lo largo de nuestra educación, sobre todo en la primaria, y sobre todo en los libros de la SEP, se nos enseñó que en la histora nacional había héroes impolutos y villanos malvadísimos. Uno de esos héroes fue Benito Juárez y uno de esos villanos fue Porfirio Díaz. ¿Por qué era así? Muy fácil: el régimen priísta se legitimaba en el triunfo de la Revolución, aunque la Revolución fuese traicionada desde que Calles subió al poder y sólo funcionó como gobierno durante la presidencia de Lázaro Cárdenas, pero al PRI le gustaba hacernos creer que eran continuadores de Madero, Villa y Zapata. Para legitimarse, el PRI necesitaba convencernos de que la Revolución era muy necesaria porque Díaz era malo con carne.

Pero luego llegaron los gobiernos neoliberales, por un lado. Recuérdese que los gobiernos panistas de Fox y Calderón son, en gran medida, continuaciones de los gobiernos de Salinas y Zedillo, en cuanto a que el neoliberalismo constituye su dogma. Hay más diferencia entre los gobiernos de Miguel de la Madrid y Carlos Salinas, que entre los de Zedillo y Fox. En fin, el caso es que a partir del gobierno de Salinas se empezó a restar importancia a la Revolución y a reivindicar a Porfirio Díaz como un gran presidente.

¿Por qué? Muy sencillo: el sistema porfirista en el que se logra el "progreso" de un sector privilegiado, a costa de la explotación de la mayoría de la población, va muy bien con el neoliberalismo. Para que funcione el neoliberalismo era (y es) necesario echar atrás los triunfos y logros que alcanzó la ciudadanía gracias a la Revolución, y para que ello fuera posible era (y es) necesario convencer a todo el mundo de que la Revolución no fue la gran cosa, y que el Porfiriato no estaba tan mal. Y con los tecnócratas subió al poder la élite empresarial, desde siempre enemiga de la memoria de la Revolución.

Por otro lado, una vez roto el monopolio de la SEP sobre nuestra historia, se abrió la puerta a revisiones y a la iconoclasia: las figuras y hechos de nuestra historia ya no eran más incuestionables ni inmunes a la burla. Pero si bien la SEP nos enseñaba muchas veces las cosas incompletas o tergiversadas (rara vez nos decían una mentira tal cual), es igualmente necio interpretar que entonces la verdad debe ser justamente lo contrario de lo que SEP enseñaba. O sea, que si la SEP decía que Hidalgo Juárez y Madero eran "los buenos" y que Santa Anna, Maximiliano y Porfiria Díaz eran los malos, entonces la realidad debe ser exactamente al revés.

Es decir, los que defienden a Díaz y menosprecian a Juárez, no es porque sean unos rechingones que vieron más allá de las mentiras del PRI, sino que son unos pobres diablos sin criterio que se tragaron completita la nueva mentira que plantea el actual orden de cosas. Es más, fíjense cómo los que piensan que Díaz fue nuestro más grande presidente ponen en segundo lugar a Salinas o a Fox.

Las figuras de Benito Juárez y Porfirio Díaz son muy complejas y no es nada fácil decir "tal fue un héroe, tal un villano", aunque algunos simploncitos entiendan las cosas en términos de blanco y negro, pues en la historia, no hay héroes ni villanos. Eso claro, no significa que no podamos juzgar las acciones de los personajes históricos. Por ello, en estas dos entradas, me dedicaré a hacer un breve análisis de las figuras de Díaz y Juárez.




BENITO JUÁREZ ¿Por qué los conservadores odian a Juárez? Juárez separó el Estado de la Iglesia, limitó los privilegios de las clases poderosas, sentó las bases para hacer una nación más igualitaria e impidió el proyecto conservador de que un príncipe europeo católico gobernara México, que era lo que ellos querían (y con lo que siguen soñando). Además, algo que les emputaba a los conservadores (y les sigue emputando) es que Juárez fuera un indio; basta escuchar como todavía los derechosos y la "gente bien" se refieren a él como "ese pinche indio". Ahora, los conservadores no se atreven a admitir que ellos quieren que México ser una monarquía en la que la religión católica sea obligatoria, porque eso no está bien visto (sólo Norberto Rivera tiene los tamaños para decir esas barbaridades). Entonces, atacan a don Benito por otras cosas.

Juárez era autoritario y antidemocrático: Eso que ni qué. Es más, llegó a la presidencia no por elección popular sino por un tecnicismo legal (Comonfort, el presidente, renunció, y Juárez era presidente de la Suprema Corte). Juárez gobernó con "mano dura", como quien dice, y fue implacable con sus enemigos. Juárez ejerció una especie de despotismo ilustrado: mejorar las condiciones del país, construir una sociedad más igualitaria, poner fin a las guerras de medio siglo, pero sin que nadie se atreva a llevarle la contraria.

Pero este hecho, a todas luces condenable, palidece junto a la obra que Juárez dejó tras de sí: la Constitución de 1857, el establecimiento de una vez por todas de la República, y por supuesto, la heroica resistencia de su gobierno contra la invasión extranjera. Juárez no estuvo en las trincheras, pero él dirigió la lucha y cohesionó a los distintos caudillos liberales bajo su figura.

Juárez le entregó la patria a los gringos: Yo no sé con qué cara dicen esto los conservadores, que le estaban entregando la patria a los franceses, pero bueno... Hay que ponernos en contexto: Juárez le pidió ayuda a los EUA en la Guerra de Reforma y en la Intervención Francesa. Pero en ese tiempo, a mediados del siglo XIX, Estados Unidos no era visto como el imperio culero y mangoneador que mataba a niños vietnamitas con napalm, sino que era el ejemplo de una nación democrática, moderna, próspera y exitosa. En esos tiempos, a pesar de la Doctrina Monroe y de la guerra de intervención de 1848, EUA no era visto como el coloso que se iba a tragar a las pequeñas naciones de América Latina; el peligro más inmediato estaba en las monarquías europeas, que llevaban siglos saqueando y esclavizando a los pueblos de todo el mundo. De hecho, Estados Unidos era el único a quien se podía recurrir, pues España, Francia, Inglaterra y hasta el Vaticano apoyaron a los conservadores.

Así, mientras que EUA era la democracia a la que se quería imitar, Francia era una monarquía poderosísima y culera. Juárez le pidió ayuda a la primera y los conservadores le pidieron ayuda a la segunda.

También se acusa a Juárez de querer vender el Istmo de Tehuantepec a los gringos. Esto es en parte cierto, pero también ha que ponerlo en contexto. Se refiere al Tratado McLane-Ocampo, que daba a los EUA el derecho de transitar libremente por el Istmo y en un corredor en el norte del país. Pero el tratado no fue ni idea ni invención de Juárez. Había sido firmado por Antonio López de Santa Anna como parte de la compra de la Mesilla en 1853. Como el gobierno de Santa Anna había sido derrocado por la Revolución de Ayutla,  que colocó a los liberales en el poder, el tratado nunca se aplicó. Lo que Juárez ofreció a los gringos fue ratificarlo a cambio de su apoyo. De hecho, Juárez incluyó en el tratado la cláusula de que, a pesar de estas concesiones, ambas rutas permanecerían bajo soberanía mexicana, así que en realidad trató de reducir las amenazas a la independencia nacional que ese tratado implicaba.

Por fortuna, los gringos en ese entonces practicaban el proteccionismo y eran alérgicos al libre comercio (para que vean qué tan diferentes eran los gringos entonces), por lo que les pareció mala idea ese trato, aunque de todos modos prestaron la ayuda al gobierno de México, que era justamente con lo que Juárez contaba.

Juárez y los indios: Benito Juárez era un indígena zapoteco de la sierra de Oaxaca, que logró salir de la pobreza y estudiar, impulsado por sus deseos de superación y, también, por su ambición personal, y se convirtió en presidente de la República. Es una historia muy bonita, con todo y ovejitas de algodón, que inspira admiración y ternura. Basados en ello, algunos grupos indigenistas o izquierdistas en general, sin mucho conocimiento, adoptan la figura de Juárez como símbolo de su lucha: "Si Juárez viviera con nosotros estuviera", aberración gramática que además encierra una falsedad.

Los derechosos aprovechan para burlarse de los izquierdosos echándoles en cara una verdad: Juárez no era indigenista; no se veía a sí mismo como indio. ¿Es esto grave? No tanto, realmente. No es que Juárez odiara a los indios; todo lo contrario. Después de la Guerra de Castas en Yucatán, los "blancos" se dedicaron a mercar con esclavos mayas que vendían a Cuba. Juárez puso fin a esta atrocidad.

¿Qué era lo que quería Juárez? Que los indios progresaran junto con el país. Pero para ello, era necesario que se "desindianizaran" y aceptaran el proyecto de nación occidental. Es decir, que hicieran lo que él hizo: bajar de la sierra y unirse a la "civilización". Todo esto formaba parte de su proyecto de construir una sociedad más igualitaria en la que todos los mexicanos se rigieran por las mismas leyes. Eso incluía abolir la propiedad comunal de las tierras e instituir la propiedad privada para fomentar el desarrollo del capitalismo. Cuando los indígenas se resistieron, Juárez los reprimió. Esta misma política fue aplicada, con mucha mayor envergadura, y con mucha mayor violencia, por el gobierno de Porfirio Díaz.

¿Es esto tan malvado? Sí, para nuestros estándares actuales. No tanto, si tenemos en cuenta que en esa época la mayoría de los gobernates y gente poderosa de la época creía que los indios sólo servían para trabajar bajo el látigo. Es decir, Juárez era tan liberal y de izquierda como se podía ser en su época y en su contexto. Tan absurdo es decir que Juárez era indigenista, como reprocharle el no serlo.

En fin, los argumentos que tienen la derecha son absurdos e insostenibles. La verdadera razón por la que odian a Juárez, no es porque fuera amigo de los gringos, que no fuera democrático ni menos que no fuera indigenista. Odian a Juárez porque separó la Iglesia y el Estado, porque no dejó que viniera un güerito a gobernarnos y, finalmente, porque era indio.

La próxima hablaremos de don Porfirio.

17 comentarios:

Antonio dijo...

Buena entrada Ego.

Respecto a eso de que EEUU no era la potencia culera de hoy, tengo mis reservas ¿Qué no acababa de invadir México y quitarle la mitad de su territorio?

Por otro lado, yo me considero de izquierda y aun hoy no veo mejor perspectiva para los indígenas que occidentalizarse con el resto del país.

Un abrazo.

Sir David von Templo dijo...

Antonio, lo que pasa es que en esos años de intervencion francesa el presidente era Abraham Lincoln, quien buscaba la unidad de unos Estados Unidos fragmentados (acuerdate de la guerra de secesion), y que buscó que se respetaran los derechos de las personas de raza negra.

Esta entrada esta con madre. Si, me ha tocado oir derechosos de esos (y a un chingo de izquierdosos igual, ya ves que la posisión política de uno no lo cura de la pendejez).

En cuanto a lo que comenta Antonio de que lo mejor para los índigenas sea occidentalizarse con el resto del país, pues eso es un tema largo y pesado (que bien valdría la pena abordar en alguna entrada), pero la conclusión final es que si, los indígenas deben occidentalizarse para mejorar su condición de vida. Claro, no se trata de convertirlos en pseudo-yanquis.

Saludos.

Pancho "el autor" dijo...

Felicidades. Podría decir más cosas pero es que la verdad no se me ocurren.

Puede que en algunos puntos no estemos tu y yo del todo de acuerdo, pero son puntos que no valen la pena realmente. Lo que me gustaría es que todos en la prepa que estudie leyeran esto y pensaran un poco... era una escuela de una corporación religiosa que le dicen por ahí el "Anus Doy" XD

Por demás está muy bien la entrada, espero y puedas postear la de don Porfirio.

Para terminar, me agrada la idea que planteaste sobre que en la historia no hay 'buenos ni malos' por decirlo de una forma, algo así sostenía yo en una clase y el profesor me gritó que era un 'Tonto relativista' (también mi universidad es del Anus Doy... ni modo, ya que XD)

Un saludo!

Pancho "el autor" dijo...

puedas postear pronto*

eso quise decir XD

Chakz Armada dijo...

wooo no habia visto lo que mencionas desde ese angulo, muy interesante... tu blog un exito como siempre... saludos!

Enrique Arias Valencia dijo...

Excelente entrada.

Rochy dijo...

Excelente! Me encantan los posts de historia. Recuerdo que mi padre me trataba de dar una idea balanceada (aunque quizá un poco inexacta) de la historia, hablando de la prosperidad en tiempos de Porfirio Díaz, y siempre cuidando no caer en el extremo de decir que "Díaz era el bueno".
En cuanto a lo de los indios "occidentalizados" yo diría que, antes, necesitan ser "educados". Me parece curioso que en nuestra cultura, educación y ciencia en ocasiones equivalen a "occidente", cuando en realidad son conceptos mas universales.

Lobo de Mar dijo...

Como alguna vez comente en este espacio, para mi el chiste de la Historia (asi, con mayuscula) es darnos una idea del como, donde y porque de nuestro mundo y/o pais actual. Estoy de acuerdo, la "version oficial" de la Historia es que nuestros Heroes Patrios (asi, con mayuscula) eran unos seres impolutos e intachables que ponian su vida eal servcio de la Patria y el Pueblo (asi... bueno ya saben), cuando los que nos preciamos de leer e investigar un poquito mas de lo que nos dijeron en la escuela que era la verdad absoluta, nos damos cuenta que sus intenciones fueron un poco mas mezquinas y cuestionables de lo que muchos quisieran aceptar. (Por ejemplo ls verdaderas causas del inicio del moviemiento de Independencia)

En el caso particual de Don Benito, es cierto que hizo mucho por la igualdad de los mexicanos y todo lo que menciona Ego, pero tambien es verdad que era un hijo de puta inclemente que se ensaño con un principe europeo derrotado, humillado y sobajado aun ante las muchas peticiones de misericordia, incluyendo de España e Inglaterra. Lo que pudo ganar en soberania y republicanismo (¿existe el termino?) lo perdio en repudio internacional que de pais de iletrados salvajes no nos bajaron. Que no lo conmovieron ni las lagrimas de una esposa destrozada (la de Miramon)para que dejara a su esposo con vida aun con la promesa de abandonar Mexico y no volver jamas. ¿Benemerito de las Americas? Mis calzones.

Ego dijo...

Don Maximiliano era re-buena persona, pero era un extranjero que vino a apoderarse de México con apoyo de un ejército también extranjero.

Juárez debía ejecutar a Maximiliano precisamente por eso: porque debía mandar el mensaje a las potencias europeas de que México no se iba a dejar someter por ningún poder ajeno.

Maximiliano era el jefe de un gobierno usurpador, apoyado por un ejército invasor. Fue derrotado, capturado y ejecutado como tal, según el derecho de cada pueblo de defenderse de quienes lo agreden.

¿Por qué debía perdonarlo? ¿Por ser príncipe? ¿Por ser güerito? ¿Repudio internacional? ¿De quién? ¿De un montón de potencias que se la pasaban invadiendo pueblos de Asia, África y América, destruyendo sus culturas y exterminando a sus pueblos? ¿Con qué autoridad moral podían reprocharle esa acción a Juárez?

Miramón era también una persona muy íntegra dentro de su ideología, pero ayudó a un ejército extranjero y sirvió a un monarca usurpador. Eso es traición a la patria; se le juzgó, se le encontró culpable y se le ejecutó, como marcaba la ley. Si no, ¿cualquiera va a poder colaborar con la invasión al propio país y después de la derrota pedir perdón y clemencia?

Yo veo en la historia de Maximiliano una tragedia. Pero Juárez no podía proceder de otra forma. Para mí es un ejemplo más de su integridad y fortaleza.

Lobo de Mar dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Lobo de Mar dijo...

Me avente un chorote tan largo en respuesta a Ego que Blogger no me dejo publicarlo como comentario.

Si alguien esta interesado en leer mi opinion, pueden pasar a su humilde casa (que ni es humilde ni es su casa):

http://bitacoracabotaje.blogspot.com/2010/11/respuesta-entrada-en-ego-sum-qui-sum.html

Ego dijo...

Sí, Blogger puede ser una perra. Ahorita lo checo.

Kyuuketsuki dijo...

CLAP CLAP CLAP CLAP.

Me ganaste la entrada. Llevo tiempo planeando escribir algo así, sobre todo centrado en el figura de Porfirio Díaz, convertido en santo a últimas fechas. Por una razón u otra no he podido hacerla... ahora esperaré a la tuya para compartir puntos de vista sobre el Porfis.

Creacionismo: "VETE A CASA" dijo...

Precisamente de ese tipo de cuestiones estábamos hablando con mi maestro de arqueología, ya que para muchos es muy fácil ser critico, pero nunca analizamos de verdad otras cuestiones y siempre tratamos de satanizar (ya que es mas fácil). que buen post y esperamos la segunda parte

Ego dijo...

Gracias, Creacionismo... Ya está la segunda parte, dale click al enlace de hasta abajo en esta misma entrada.

Anónimo dijo...

Juárez casi le entrega el país a EU, Francia realmente pudo haber hecho algo bueno ya que esos weyes lograron ver el peligro del expansionismo americano pero otro gringo es el "héroe" tanto mexicano como americano y ese es Zaragoza que era de Texas y Maximiliano puso los cimientos del país con la reforma agraria... Así que, no estoy muy de acuerdo al link citado. Respecto a Juárez y Maximiliano esos dos weyes na más no se besaron por que no se conocieron en persona pero los dos eran masones así que ya se darán una idea de qué pedo y Maximiliano murió fusilado siendo "leal" a México.

Maik Civeira dijo...

Sbre "casi le entrega el país", bueno, ese mismo tema se aborda en la entrada... Sí, los franceses se dieron cuenta del crecimiento de EUA, pero tampoco estuvieron motivados por el heroísmo de salvar a México del expansionismo americano. No más estúdiate cómo estaba el imperialismo europeo por esas fechas.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails