viernes, 13 de mayo de 2011

Siria y China




Hola, mis estimados contertulios. Es tiempo de volver a los temas serios que están moldeando el mundo en que vivimos. Hoy seré breve. La atención de la comunidad internacional en relación a asuntos de la Primavera Árabe ha pasado de centrarse en Libia, para enfocarse en Siria.

En la entrada anterior habíamos expuesto las reflexiones del profesor Mark LeVine, experto en asuntos del Medio Oriente. En resumen, LeVine expresa que las diferentes revueltas que se viven actualmente en el los países árabes pueden tomar dos caminos. Por un lado tenemos el de Túnez, con la rebelión pacífica que logró derrocar a un dictador. Por otro, tenemos Libia, con una rebelión que inició pacífica, pero que, ante la terquedad y brutalidad del dictador, se convirtió en revuelta armada. Egipto se ve a mitad de ambos senderos: la revolución pacífica logró expulsar al dictador, pero una escalada de violencia entre manifestantes y represantes de ese mismo sistema del que el tirano era parte amenaza con revertir los logros obtenidos.

Yemen y Bárein se debaten entre estos dos caminos, pero en Siria la situación parece indicar que se optará por el segundo. El dictador de Siria, Bashar Al-Assad, ha aprendido que resistir con violencia le funcionó a Gaddafi, mientras que hacerse al "buena onda" no le resultó tan bien a Mubarak. Por ello, la violencia se encuentra escalando en Siria. Más de 800 manifestantes han muerto por causa de la represión que el gobierno sirio ha hecho en contra suya [resumen de la situación en Siria, aquí]




Las cosas se ponen más candentes: Dorothy Parvaz, reportera de Al Jazeera, fue tomada prisionera por las fuerzas del régimen sirio, y no se ha sabido de ella en dos semanas [ver aquí]. No ha sido la única periodista acosada u hostigada desde que empezó la Revolución Árabe, pero su caso parece que llevará a una reacción internacional. Además, los Estados Unidos han ordenado la retirada de personal de su embajada en Siria, y legisladores americanos han exigido a Obama que se manifieste en favor de los rebeldes [aquí].

Además, la ONG internacional Avaaz (que en los últimos días llevó a cabo una exitosa campaña en contra de la legislación homofóbica en Uganda), ha tomado la causa de Siria, a raíz de que un miembro sirio de Avaaz publicó el siguiente video. Esta campaña exige algo más que firmas: es necesario donar para ayudar a los rebeldes sirios.





Hace algunas entradas, un muy estimado contertulio de este blog expresó una crítica contra el ciberactivimos de estos días. Básicamente, él decía que es muy fácil y cómodo luchar contra "el sistema" cuando se vive en un país democrático, y que lo interesante sería que esos activistas enfocaran su atención en las tiranías brutales de nuestro mundo, tales como China.

Estoy de acuerdo en que ciertamente la lucha es más fácil en una democracia imperfecta que en una tiranía absoluta. No creo que sea menos meritorio, sin embargo. Pero de todos modos estos aires revolucionarios ya han alcanzado China. Desde febrero, inspirados por la Revolución del Jazmín, en China han estado manifestándose activistas en pro de la democracia y los derechos humanso. Como, a diferencia de Libia o Siria, China es una potencia mundial que no tiene que temer a la intervención extranjera, el régimen ha aplastado con brutalidad este movimiento [aquí].

Sin embargo, las protestas en el Dragón de Oriente han tomado un nuevo aliento con la desaparición forzada del artista y activista chino Ai Weiwei, uno de tantos que han sido arrestados o desaparecidos por el gobierno chino. Avaaz ha tomado la causa de Ai Weiwei e iniciado una campaña para unir a la comunidad internacional y exigir su liberación. No sería la primera vez en la historia en que un artista logra unir a la comunidad para apoyar una causa justa que anteriormente se veía dividida y desorientada, como en México ha sido el caso de poeta Javier Sicilia, cuya historia personal podría convertirse en algo mucho más grande (hay que estar pendientes). Puedes colaborar con tu firma para exigir la liberación de Ai Weiwei aquí.




Desde luego, esto levantará el sospechosismo de izquierdosos conspiranoicos que creen que las revoluciones mundiales se están dando "casualmente" sólo contra enemigos de Estados Unidos (lo cual es probadamente falso). Pero ni modos, no se puede tener contento a todo el mundo. Si no es en China, que por qué no es China y si es en China que por qué es en China. Lo único certero es que el mundo está cambiando y que esta generación tiene la oportunidad que no ha tenido ninguna ninguna otra desde los 60's: ser parte del cambio.


4 comentarios:

Viejo Verde en Sodoma dijo...

En el pasado vimos como la gente se entusiasmo por revoluciones que solo sirvieron para llevar al poder a los cerditos de la rebelión en la granja,hoy vemos a la chairiza entusiasmada por revoluciones en medio oriente que solo van a servir para llevar al poder al peor de los enemigo de la libertad como es el radicalismo islámico,Eurabia digo Europa es la prueba, los mismos que hacen la revolución en medio oriente propinan salvajes golpizas a los homosexuales en Londres.
Ya la paciente y peligrosa organización de los hermanos musulmanes pidieron que se forme en Egipto una policía religiosa a imagen y semejanza de la que funciona en Arabia Saudita,pero eso no lo quiere ni ver ni aceptar la chairiza siguen instalados en sus sueños Guajiros.

Aurore Dupin dijo...

La situación es compleja, y las entradas anteriores sobre las revueltas -personalmente- me han servido para que la rata corra un poquito.

Además, el maniqueísmo -que simplifica mucho, ahorra energía para el metabolismo aeróbico cerebral- reforzado por los grandes medios de comunicación, logra el cometido de estimular conspiranoicos y la posición de: "Ay, esos países tan re'lejos, los árabes son re'malos y aquí, bendito Dios, estamos muy bien comparados con ellos" ¬¬

Por cierto, conocí de las acciones de Avaaz por vos: si somos útiles al menos como "activistas de sillón" (sarcasmo mode off) séamoslo, pero hagamos algo, carajo.

Pereque dijo...

Será que yo no tengo madera de dictador represor o es mi facha interior quien habla, pero "exilio en mi casa de playa y amnistía de facto" suena mucho más conveniente que "palacio búnker bombardeado por la OTAN".

Por cierto que en el municipio jalisciense de Guachinango, sobre la ruta de la peregrinación al santuario mariano de Talpa, hay una ermita / monumento en cuyo diseño participó Ai Weiwei.

¡Saludos!

Ego dijo...

@Viejo Verde: debes estar pensando en revoluciones como la de Mao, o la de Pol Pot... Cuando veo lo que pasa en Medio Oriente me vienen a la mente revoluciones como la de Gandhi, Martin Luther King y Nelson Mandela.

Los analistas coinciden en que la fuerza de estas revoluciones es la juventud de clase media, y que el componente islámico es reducido, cuando no está ausente. Obviamente los fundamentalistas tratarán de llevar agua para su molino, pero dudo que logren ese cometido.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails