miércoles, 11 de enero de 2012

¡Elemental, mi querido Doyle! (Parte III: Profesor Challenger)

Parte I: Biografía de Arthur Conan Doyle
Parte II: Sherlock Holmes


EL PROFESOR CHALLENGER




            Después de Holmes, el personaje más popular de los creados por Doyle es el Profesor George Edward Challenger, que vio la luz en 1912 con la novela de aventuras El mundo perdido.

            Al igual que Holmes, Challenger es un personaje excéntrico y engreído que tiene poca tolerancia por la mediocridad. Pero, a diferencia del flemático Holmes, Challenger se caracteriza por un temperamento volátil que lo lleva a utilizar muchas veces la violencia física contra quienes logran exasperarlo. Challenger es originario de Escocia y estudió Medicina, Zoología y Antropología en la Universidad de Edimburgo, aunque es de aquellos científicos, típicos de la ciencia-ficción temprana, que dominan todas las áreas del conocimiento.

El Profesor es de baja estatura, pero musculoso, y su cuerpo está cubierto de vello, lo que le da un aspecto simiesco que contrasta con su calidad de genio científico. Su cabeza peluda es descrita como “masiva”, como la de un toro asirio.

El intrépido equipo que acompaña a Challenger en sus extravagantes aventuras está conformado por:

Edward Malone: Joven periodista londinense y el único de su profesión al que Challenger tolera, debido a la sincera admiración que el muchacho no tiene reparos en demostrar. Malone es el cronista de Challenger y el narrador de sus aventuras[1]. Es descrito como un joven valiente y entusiasta.

Lord John Roxton: Aristócrata inglés y playboy que se dedica a recorrer el mundo en busca de aventuras. Excelente deportista, explorador y cazador, tiene una personalidad inquieta a la vez que alivianada. Su alto sentido de la justicia lo llevó a participar en la lucha contra los explotadores de indígenas de la selva amazónica.

Profesor Arthur Summerlee: Rival científico de Challenger, está siempre dispuesto a sostener acaloradas discusiones con su colega. No obstante, entre los dos existe una relación de mutuo respeto que con el tiempo se transforma en amistad. Summerlee es descrito como un hombre de edad avanzada, todo un caballero inglés, serio, flemático y respetuoso.

Jessie Challenger: La esposa del profesor es una pequeña dama dulce, vivaz, radiante, de ojos oscuros, en palabras de Malone, “con más de francesa que de inglesa”, y es la única capaz de controlar los arrebatos de su marido.

Enid Challenger: Hija del profesor y Jessie, esta dulce e ingenua chica se convierte en la prometida de Malone y en aprendiz de periodista, además de que es una poderosa médium. Sólo aparece en The Land of Mists.

Las obras

            El mundo perdido (1912) es una exótica novela de aventuras en la que el intrépido equipo del profesor encuentra en medio de la selva amazónica una meseta que alberga dinosaurios y otros animales prehistóricos vivos, además de una tribu de hombres-mono y otra de indígenas americanos. El libro resulta una fascinante novela de aventuras llena de peligros, emociones, escenarios fantásticos y criaturas extrañas, protagonizada por personajes entrañables, y ubicada a medio camino entre la tradición de aventuras decimonónicas y la nueva tendencia de la Era Pulp (Tarzán aparece el mismo año).

Doyle se inspiró en gran parte en las expediciones y personalidad de su amigo el explorador Percy Fawcett (1867-1925), que le narró sobre el impresionante Monte Roraima, que se encuentra en la frontera entre Brasil y Venezuela. De vuelta de sus expediciones, Fawcett reportó avistamientos de animales desconocidos para la zoología, pero la comunidad científica lo ridiculizó, tal como le sucedió al Profesor Challenger. Fawcett desapareció en una última expedición en Sudamérica 1925, en busca de una ciudad perdida.


            La siguiente novela de Challenger es The Poison Belt (1913), en la que el Profesor predice acertadamente (aunque, desde luego, la comunidad científica no lo toma en serio), que la Tierra está a punto de pasar por un “cinturón de éter tóxico” que causará el final de la vida en nuestro planeta. El Profesor y su equipo se encierran en una biblioteca y contemplan el aparente fin de la humanidad, a la par que sostienen profundas conversaciones filosóficas. Diferente a la novela anterior por su ausencia de acción y aventura, The Poison Belt es interesante por sus reflexiones. Además, el éter tóxico provoca en los seres humanos un efecto análogo al de la planta alucinógena conocida como datura, lo que provoca algunos episodios muy divertidos.


            A esta novela siguió The Land of Mists, que no apareció sino hasta trece años después, en 1926. Para entonces, Conan Doyle había sufrido terribles pérdidas familiares y se había convertido en un comprometido defensor del espiritismo. The Land of Mists es una novela panfletaria bastante aburrida y cursi (y larga) cuyo único interés radica en la detallada descripción de las creencias y prácticas espiritistas.

Evidentemente, la idea de Conan Doyle era utilizar a un personaje popular para difundir sus ideas espiritistas entre un público más amplio. Escoge a Challenger para tal propósito, pero debe dejar en claro que esta aventura es realista y seria, y que no tiene nada que ver con dinosaurios ni cinturones venenosos, que son cosa de fantasía. Por ello el narrador (en tercera persona) comienza por decir que las anteriores aventuras de Challenger no eran más que inventos de algún autor mediocre y que la historia que se presenta es la realidad, lo que es una falta de respeto hacia los lectores que están leyendo este libro porque quedaron cautivados con las dos novelas anteriores. Además, en esta novela Doyle desaparece a la esposa del profesor e introduce de la nada a su hija Enid.

Con todo, no deja de ser interesante (y afortunado) que Doyle escoja a Challenger, un personaje con experiencia en lo fantástico, y no a Sherlock Holmes, como si no se atreviera a inmiscuir a su escéptico detective en asuntos de índole paranormal.

Las siguientes apariciones del Profesor Challenger se dan en relatos cortos When the World Screamed (1928) y The Disintegration Machine (1920). En estos cuentos regresa el Challenger conocido y amado por todos y se hace de cuenta que lo de The Land of Mists nunca pasó. En la primera historia Challenger intenta probar que el planeta Tierra es un organismo vivo, mientras que en la segunda se enfrenta a un malvado científico loco que ha construido el arma definitiva para vender al mejor postor. Debo decir que de todas las historias protagonizadas por el Profesor, en lo personal, me quedo con El mundo perdido.


OTRAS OBRAS


            La obra de Arthur Conan Doyle es bastante extensa. Aparte de las historias de Holmes y Challenger, escribió cuentos de temas médicos, náuticos, bélicos, de boxeo, de carácter histórico y de horror. Entre estos últimos sobresalen Lot No. 249 (1892), The Terror of Blue John Gap (1912) y The Horror of the Hieghts (1913). Lot No. 249 es la primera historia de horror en involucrar una momia egipcia rediviva[2], mientras que los otros dos son relatos sobre criaturas horripilantes que acechan, respectivamente, bajo la tierra y en las capas más altas de la atmósfera.

            Conan Doyle quería ser recordado por sus novelas históricas. De ellas, la más popular es Micah Clarke (1888), sobre la rebelión de Monmouth, de 1685. La novela relata las peripecias del ficticio personaje epónimo, un joven que parte en busca de aventuras, conoce a un experimentado y cínico soldado de fortuna, y madura después de numerosas experiencias. Todo ello situado en el escenario de la rebelión, y visto desde el punto de un inglés del siglo XVII.

            The White Company (1891) es una novela sobre la campaña de Eduardo el Príncipe Negro, para devolver el trono de Castilla a Pedro el Cruel en el siglo XIV. La Compañía Blanca en sí es un grupo de arqueros liderados por Sir Nigel Loring de Christchurch.  Este caballero es protagonista de otra novela histórica de Doyle, Sir Nigel (1906).

            Otras de sus obras son los relatos que tienen como protagonista al brigadier Etienne Gerard, un húsar del ejército francés durante las guerras napoleónicas. Gerard es recordado por ser vanidoso, valiente y galante, pero algo torpe. Sus relatos se publicaron en la Strand Magazine entre 1894 y 1903, y se recopilaron en dos volúmenes: Las hazañas del brigadier Gerard (The Exploits of Brigadier Gerard, 1896) y Las aventuras del brigadier Gerard (The Adventures of Brigadier Gerard, 1903).

            Otras obras de Doyle incluyen crónicas históricas, autobiografías y libros sobre espiritismo y otros temas esotéricos. De estos últimos destacan The Comming of the Fairies (1921) y History of Spiritualism (1926).



[1] Excepto The Land of Mists (1926), que está en tercera persona, y When the World Screamed (1928), narrado por un tal Peerless Jones.
[2] Lovecraft dice al respecto: “Doyle, de vez en cuando, pulsa una nota poderosamente espectral, […] en Lote No. 249, donde trata el tema de la momia reanimada con habilidad superior a la ordinaria”. De El horror sobrenatural en la literatura (1927). En Some Words with a Mummy (1845) de Edgar Allan Poe, aparece una momia, pero el texto es satírico y no de horror.

2 comentarios:

Sir David von Templo dijo...

No se si sea una fumada mía o quizá este confundiendo varias series, pero creo que hubo una adaptación de la novela "El Mundo Perdido" que se hizo en una serie de televisión, no recuero si en los 90's o en los dosmiles, donde salia una especie de civilización azteca con un culto muy parecido al cristianismo (llamaban a su dios "Jesuscoatl")... Quizá tu sepas de esa serie...

Saludos, excelente análisis.

Bequer Mra dijo...

Sí la serie se basó en la obra de Conan doyle

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails