martes, 17 de abril de 2012

Neostalgia: Canales

Es Abril,... ¿saben lo que eso significa? ¡¡Neostalgia para todos!! Así es, mis vejetes, éste es el mes en el que su seguro servidor goza del placer masoquista de recordar buenos tiempos que no volverán jamás, mientras ustedes derraman una lagrimilla de emoción. Y para los imberbes que leen este humilde blog, echen un vistazo a cómo eran los tiempos prehistóricos en los que los hombres de verdad tenían que luchar con las bestias para tener un poco de entretenimiento... bueno, no.





En diversas ocasiones anteriores he hablado de las caricaturas que veíamos de niños (las cuales son mejores que las de ahora, porque todas las generaciones están mal, excepto la mía), y hoy les quiero hablar de los canales de televisión en los que pasaban esas caricaturas. Verán, los canales no son sólo, pues, "canales" a través de los que nos llegan nuestros programas favoritos. Tienen toda una personalidad, una atmósfera, igual que un lugar como un restaurante, un club o una escuela. No es sólo las cosas que pasan, sino el orden, los horarios, los comerciales y, sobre todo, esos anuncios en los que los canales se hacen referencia a sí mismos (Ej.: "Canal 5, en tus cinco sentidos. En tu mismo canal").

A lo largo de mi vida como bolsa de patatas que veía 6 horas de televisión diarias, los canales de TV se convirtieron en sitios de referencia obligados, íntimamente ligados a mis otros recuerdos de infancia y adolescencia. Así que empecemos este recuento.

La primera etapa de mi vida televisiva es de cuando vivía en Mérida, o sea de los 0 a los 4 años. No me acuerdo cómo se llamaba el canal en que veía mis series favoritas: Cazafantasmas, Dinosaucers, TigerSharks, Inspector Gadget, Kissifur, ALF y otras. Pero cuando me mudé a Villahermosa (inicia mi segunda etapa de vida televisiva), por alguna razón en la tele local estos programas no los pasaban. Los llegaron a retransmitir en algunas ocasiones en los canales tabasqueños, pero de forma esporádica. Así, aún estaba en la primaria cuando ya sentía "neostalgia" por mis caricaturas que veía en Mérida.




Ahora bien, para ustedes, chilangos, esto parecerá muy raro, pero aquí en provincia no tuvimos Canal 5 por muchos años. O séase, que teníamos que ver caricaturas en la tele local. Cuando viajaba a la ciudad de México, Canal 5 era para mí uno de los principales atractivos, después de Reino Aventura y poder usar ropa "de frío". Canal 5 era mágico, porque ahí estaba el Tío Gamboín con GC y pasaban caricaturas de Hanna-Barbera, como Los Picapiedra, Don Gato, La Cacería de Tesoros de Yogui, Los Trece Fantasmas de Scooby-Doo, etcétera.

Bueno, de vuelta en ese puesto avanzado construido en medio del pantano en el que crecí, así como los huaches tenían al Tío Gamboín, en Villahermosa teníamos al Mago Chontal (y en Mérida al Tío Salim). El del Mago Chontal era medio programa de concursos y variedades, medio chou en el que pasaban episodios de sus caricaturas favoritas (tipo el Show de Krusty). Fue en esta etapa en la que conocí muchos otros programas, como El Conde PátulaLos Snorkles, Los Halcones Galácticos, BraveStarr, La Ranita de Metán, Remy, Astroboy, Los Mapaches, Los Pequeños Magos, Los Ewoks (a quienes conocí antes de ver Star Wars) y muchas otras que de las que ya tenía noticia pero que apenas entonces aprendí a apreciar, como Thundercats y He-Man.




Por cierto, una vez fui al show del Mago Chontal, y según mi habitual buena suerte, fue escogido aleatoriamente para participar en un concurso. Se trataba de una carrera de sacos. Debíamos tomar, una por una, unas letras de unicel y llevarlas a un plafón para formar la palabra "Charricos", nombre de una botana local. Aunque iba ganando, perdí contra la niña del al lado, porque mi S final estaba rota. No importa: como premio de consolación me dieron una playerota y una dotación de productos "Natura", que incluía a los mundialmente famosos "Tostonucos" (botana de plátano frito).

Lo decepcionante no fue haber sido humillado ante un auditorio lleno de niños y frente a miles de televidentes, sino que cuando pasaban las caricaturas, teníamos que verlas en una pantallita diminuta, y yo esperaba estar en una salota tipo cine. Pensé que habría sido mejor quedarme en casa.

El gran cambio llegó con Canal 5, y después con Azteca 7. Ahora podía escoger entre hasta tres canales para ver caricaturas por la tarde. Fueron los años de los Tiny Toons, Animaniacs, Batman: La Serie Animada, Patoaventuras, Chip y Dale: Rescatadores, Aventureros del Aire, Tortugas Ninja, Power Rangers, X-Men y un largo etcétera.




Por esos tiempos aún viajaba a menudo a Yucatán. Mi destino favorito era la hacienda de mi tío, en la que criaba cerdos y otros animales como gansos, gallinas y chivos. Pasé algunos veranos lavando chiqueros y ayudando a dar a luz a los cochinitos. Durante las tardes y noches veía el Canal 13 local, en el que pasaban Club para gente chica, un programa conducido por un remedo de Cepillín llamado Pepillín, en el que pasaban más o menos las mismas caricaturas que en cualquier parte, pero yo recuerdo sobre todo los shows de cortos de los Looney Tunes. No había Canal 5, pero en la noche mis tíos, mis primos, mi hermano y yo nos sentábamos a ver Azteca 7, con Los Simpson (mis papás me los tenían prohibidos), La Niñera y El Príncipe del Rap (que no me encantaban, pero los veía).

De vuelta a Villahermosa... Azteca 7 se convirtió en un verdadero hit, porque trajo algo completamente nuevo: anime (que pasaban en el inolvidable Caritele). Claro que antes ya teníamos Astroboy y dramones como Candy Candy, pero en ese entonces yo no tenía consciencia de que eran caricaturas japonesas. Azteca 7 trajo Los Caballeros del Zodiaco y Sailor Moon, que iniciaron el "¡boom!" del anime en nuestro país, y que fueron seguidos por otras series, ya fuera que las pasaran en Azteca o en Canal 5, como Supercampeones, Las aventuras de Fly, Ranma 1/2 y, obviamente Dragon Ball Z, que debe ser la gesta heroica que definió a mi generación. De todas ellas, ninguna me gustaba (creo que peco de ser demasiado occidental).




Volviendo a Canal 5, debo decir que gracias a sus ciclos de cine los sábados y domingos llegué a ver muchas películas clásicas. Dobladas, sí, pero era lo único que un chico de mi edad y de esa época tenía si quería ver Lawrence de Arabia, El Puente Sobre el Río Kwai, El Planeta de los Simios, Ben-Hur, Cleopatra, etc. Por supuesto, como muchos de ustedes, me chuté la trilogía de Volver al Futuro incontables ocasiones (al igual que toda la serie de Tiburón, que siempre pasaban en verano, cuando yo visitaba la playa). En esos entonces, pasaban AÑOS antes de que una película que había estado en cine llegara a la TV.

Pero una verdadera revolución arribaría con algo llamado Televisión por Cable. Antes de eso, sólo los ricos podían tener antes parabólicas para ver otros canales. Con Cable, todo cambió. Primero llegó TNT, en donde pasaban algunas caricaturas viejitas de Hanna-Barbera, al igual que películas clásicas, sobre todo de Hitchcock. No estoy seguro, pero creo que luego tuvimos FOX, en donde veía El mundo de Bobby, Los Tomates Asesinos y Los Simpson (en sus primeras temporadas, todas mal dibujadas), además de series de Sci-Fi muy viejitas y muy camp, como Batman, Perdidos en el Espacio (mi favorita), el Avispón Verde, El Túnel del Tiempo, Tierra de Gigantes y Viaje al Fondo del Mar.



Y claro, no podría dejar de hablar de Cartoon Network, el primer canal con puras caricaturas. Lo recuerdo muy bien, pues quizá ningún otro canal fue por sí mismo tan importante para la conformación de la imaginería de mi infancia. Al principio el canal era un desmadre: no había horarios fijos y cualquier cosa podría estar pasando en cualquier momento. Luego se medio estabilizó con los horarios, y por lo menos ya había anuncios autorreferenciales que decían CARTOON NETWORK, con su clásico entramado de cuadros negros y blancos. Aún así, en ese entonces mucha de la programación y todos los comerciales estaban en inglés. Veía entonces anuncios de productos que no vendían en México.

¿Qué pasaban? Puras caricaturas viejitas de Hannah-Barbera, no sólo Los Picapiedra, Scooby-Doo y otras que ya conocía, sino también muchísimos shows que eran totalmente nuevos para mí, como Johnny Quest, El Fantasma del Espacio, Jossie y las Gatimelódicas, Los problemas de papá, Roma me da risa, Los Osos Revoltosos, Godzilla, ésas de carreras en la que salía Penélope Glamour, y un infinito etcétera. Los primeros shows más o menos nuevos que llegaron a pasar fueron Dos perros tontos, James Bond Jr y la magnífica Piratas de las Aguas Tenebrosas.




Así, pasaron como dos o tres años. Cartoon Network estabilizó su horario y ya no pasaban programas en inglés, mientras que poco a poco aparecían comerciales en español. Fue el último año de mi primaria cuando CN empezó a experimentar... Y llegó World Premiere Toons, un proyecto de animación original en el que vieron la luz El Laboratorio de Dexter, Johnny Bravo, Las Chicas Superpoderosas, La Vaca y el Pollito y Coraje, el Perro Cobarde (aunque éste tardó mucho en obtener su propio show). Poco a poco estas series, que después recibieron el nombre de Cartoon Cartoons, tomaron el canal y ya no quedó espacio para las caricaturas viejitas que tanto me gustaban. Lo último que recuerdo que me haya gustado fueron series como Las Sombrías Aventuras de Billy y Mandy, Los Chicos del Barrio y Duck Dodgers. Durante mucho tiempo no tuve ni idea de qué pasaban ahora en CN, aparte de Ben 10 (mi hijo mayor no ve mucha tele), pero ahora veo con gran placer que hay algunas series nuevas estupendas, empezando por Hora de Aventura y siguiendo con Steven Universe y Un Show Más.

Para primero de secundaria regresé a Mérida. En cuanto tuvimos cable, el canal que capturó mi atención fue WBTV, hoy Warner Channel. Como en otros, ahí pasaban viejas series como ALF, Tres por tres, Paso a paso, La mujer maravilla y otras tantas. Ahí conocí El Mundo de Beakman, que alimentó mi amor por la ciencia. Recuerdo también que pasaban un bloque especial llamado BIZARRO, los fines de semana, muy tarde por la noche. Ahí veía películas viejitas de ciencia ficción y horror, malas con ganas y con horribles efectos especiales. Creo que de ahí me nació este placer culpable. 




Poco después llegó el canal de Nickelodeon, en donde veía La vida moderna de Rocko, Los Castores Cascarrabias, Aventuras en Pañales, Clarissa lo Explica Todo (y después, con bubis más grandes, Sabrina, la Bruja Adolescente), y por supuesto, esa obra maestra del horror para preadolescentes que era ¿Le temes ala oscuridad? ¡OMG! Para un geek del horror como yo, este programa resultaba fascinante, con excelentes historias, desde aterradoras hasta conmovedoras y todas muy perturbaadoras, una especie de Dimensión Desconocida para chavos.

También por esos días llegó Discovery Kids. Yo era fan del Discovery Channel original, antes de que se volviera un templo de la magufería, y recibí el Discovery Kids con entusiasmo. Cabe aclarar que en esos entonces DK era muy diferente ahora, cuya programación está dirigida a niños de kinder. En ese entonces era para niños y predolescentes, y pasaban programas como Mecánica Popular Para Niños, La Magia del Cine, La Computadora del Tiempo y Fantasma Escritor. Además, entre anuncios y anuncios te enseñaban a hacer origami, sombras con las manos, experimentos rápidos, o acertijos mentales... los cuales estaban presentados por una chica bien guapota. :p




Y noup, no teníamos Disney Channel, ni ZAZ, ni FOX Kids (después Jetix, hoy Disney XD). Pero primos y conocidos que vivían en otras ciudades sí los tenían, por lo que visitarlos era toda una experiencia televisiva para mí. De hecho, parte importante de un viaje era ver qué otros canales y qué otras caricaturas pasaban en las ciudades a las que iba. Ahora, en todas las ciudades es lo mismo. :(

Conforme avancé en la adolescencia, me fui rebelando contra la TV que me consumió tantas horas de la infancia, hasta que llegó un punto en el que ya casi no veía tele, como ahora, que si veo algo es para acompañar a mi esposa. De caricaturas "recientes", debo decir que he disfrutado mucho Invasor Zim, Los Padrinos MágicosPhineas y Ferb además de las ya mencionadas de Cartoon Network.

Seguro se me pasó mencionar muchos shows y algunos canales, pero pensándolo bien ya perdí muchas horas de mi vida viendo tele, como para ahora perderlas hablando de ella. Abur.

9 comentarios:

Pablo Cabañas dijo...

Fíjese que a principios de los 90's, en Valladolid, teníamos cable pirata, y gracias a ello pude ver caricaturas de Nickelodeon y Disney Channel en su idioma original, y claro que tengo muy buenos recuerdos de ello.
Hasta la fecha, sigo gustando de las series animadas (incluso más que las series dramatizadas), de hecho, todavía hay algunas buenas caricaturas, y precisamente algunas de las mejores lo pasan en el Cartoon Network (respondiendo a su pregunta), como "Hora de Aventura" y "Regular Show".
Pero en fin, ah que buenos recuerdos, cuando veía desde Los Mapaches hasta Tazmania, y qué decir de Dragon Ball Z y Pokémon (las primeras temporadas), y algunas buenas animaciones en Fox Kids...

*suspiro*

PD: "TigerSharks" perteneció a manera de sketchs (por así decirlo) dentro de otro programa: "The Comic Strip", digamos que era algo así como el "Kablam!" de los 80's: http://www.youtube.com/watch?v=yffQFWHArqc

PD 2: Ay, que hipster se leyó :P

Sir David von Templo dijo...

Me has hecho recordar una parte muy buena de mi infancia... :'). Que Ocarina del Tiempo ni que la chingada. Esto si es volver al pasado.

Saludos.

tocyo dijo...

y que tal los años maravillosos
te toco ver esa serie?

o eres tu mas joven

my buen post

saludos

tocyo dijo...

y que tal los años maravillosos
te toco ver esa serie?

o eres tu mas joven

my buen post

saludos

Mariana dijo...

el artículo me hizo recordar viejos tiempos, don ego...mis viejos contrataron SKY cuando mi hermano y yo íbamos en la primaria...jamás me perdí tanto en la tele como cuando estaba chica...nickelodeon, cartoon network, fox kids, discovery kids (cuando no era completamente para bebés)....me los vi todos O.o

a esta lista de la nostalgia yo le añadiría el que fue mi canal favorito durante una buena parte de mi infancia y adolescencia, Locomotion:

http://www.youtube.com/watch?v=8XmgeaeBZ6Q&feature=fvsr

¡saludos!

Sherymon dijo...

Te faltó Bonkers. Gracias, ahora tengo una lista de series a descargar.

Ego dijo...

Fíjate que ésa nunca la vi. ¿Qué tal estaba?

Anónimo dijo...

Deberias de contar mas a detalle como fue que en los 90s, los animes desplazaron a las caricaturas norteamericanas y como fue que estas del 2000 para aca, encabezadas por Bob Esponja, terminaron por sacar del aire todo el anime de la television nacional.

Maik Civeira dijo...

Ése es un muy buen tema, mi querido Anónimo.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails