miércoles, 26 de octubre de 2016

Los 10 villanos más geniales de "Los Verdaderos Cazafantasmas"



Antes de querer ser escritor, antes de soñar con ser súper héroe, quería ser un Cazafantasmas. Los Verdaderos Cazafantasmas es mi caricatura ochentera favorita y no puedo terminar de expresar mi amor por ella. Por supuesto que tenía mucha aventura, diversión y emociones, pero también podía ser de verdad aterradora, o en otras ocasiones podía conmover o dejarte pensando.

Como les dije en mi reseña de la nueva película de Cazafantasmas, lo que le falta (además de buenos chistes y un buen diseño de producción) es un buen villano, y de hecho declaré que podía fácil pensar en 10 villanos de la serie animada que habían sido mucho mejores. Pues aquí los tienen, una selección personal de los mejores antagonistas a los que Egon, Winston, Peter y Ray se enfrentaron a lo largo de las tres buenas temporadas que duró la serie (de la cuarta a la séptima, no existieron, no importa qué les digan).


10.- El señor Tummell (You Can't Take It With You, Temporada 2). Muestra de que los buenos villanos pueden ser también mortales que juegan con lo que no deberían. En este caso tenemos al señor Tummell, un viejo millonario, amargado y avaro (que recuerda, y no creo que sea casualidad, al señor Potter de It's a Wonderful Life). Tummell sabe que está por morir, pero no se resigna a dejar atrás su cuantiosa fortuna, tiene el plan de enviar sus riquezas a la otra vida para que lo acompañen por toda la eternidad. Para ello, recurre a la vieja ciencia de los egipcios, y con ayuda de una colosal máquina en forma de pirámide, como los faraones de antaño planea cruzar al Más Allá no sólo con sus pertenencias, sino hasta con sus aterrados sirvientes. La máquina, sin embargo, crea una fisura entre el velo que divide este mundo del otro y fantasmas invaden la ciudad, por lo que sólo la intervención de los Cazafantasmas podrá poner fin al caos.


9.- El Motociclista sin Cabeza (The Headless Motorcyclist, Temporada 2) Desde el corto animado de Disney hasta la película de Tim Burton, he sido fan de la leyenda del Jinete sin Cabeza, y una de mis encarnaciones favoritas es ésta. En este capítulo el Jinete se ha actualizado para la década de los 80 y ha cambiado su negro corcel por una motocicleta y su atuendo de rockero por el de un biker ruo y malote. Lleva siglos persiguiendo a la familia de Ichabod Crane, así como a sus amigos y conocidos, y ahora está tras la pista de su única descendiente, una guapa rubia llamada Kate de la que, la cual se convierte en interés romántico para Peter, desde luego. Como en la leyenda, el Motociclista no puede cruzar los puentes, así que ahí está su punto débil. Todo esto nos deja con el escenario perfecto para tener emocionantes persecuciones automovilísticas, mientras cascos de calabaza -leyeron bien- explotan por todas partes.

8.- Ké (Mrs. Roger's Neighborhood, Temporada 1). Éste era de mis capítulos favoritos cuando era niño, y ahora que lo volví a ver, confirmé mis pasiones. Inicia con una cámara subjetiva al estilo Evil Dead y continúa con guiños muy diversos, desde los cuentos de hadas al estilo Hansel y Grettel hasta películas de horror como Poultergeist, además de presentar una galería de fantasmas con diseños muy diversos. Ké es un espíritu maligno que comanda una legión de espectros para conquistar el mundo de los vivos, pero está disfrazada de una viejecilla que se parece a la abuelita de los Looney Tunes (con todo y canario). Lo que ocurre en casa de la señora Roger está bien locochón y divertido, mientras que las escenas en las que el monstruo se transformaba para mostrar su verdadera identidad, o cuando posee el cuerpo de Peter, me daban muchísimo miedo. 

7.- La Banshee (Banshee Bake a Cherry Pie? Temporada 2) Según la mitología celta, una banshee es un funesto espíritu femenino que se aparece dando gritos horribles como señal de que alguna desgracia está por caer sobre quien se la encuentra. Pero aquí el concepto se fusiona con el de la sirena para crear a una hermosa cantante de glam rock que utiliza su música y belleza para hipnotizar a su público al tiempo que libera fuerzas espirituales y desata el caos. Con el nombre de Shanna O'Callahan, esta perversa criatura emboba a Peter y lo convierte en su guiñapo. Shanna se gana un lugar en esta lista no sólo por ser muy cool y estar muy buena (y totalmente se le nota un pezón en un póster que sale más de una vez), sino porque ese capítulo es una de las cosas más ochenteras que le han pasado a la humanidad. Es decir, sólo miren ese look.

6.- La cosa en el ático (The Thing in Mrs. Faversham's Attic, Temporada 1). ¡Oh, por todos los cielos! En uno de los mejores episodios de la serie, escrito por Michael J. Straczynski, aparece esta abominación lovecraftiana. El señor Faversham quería invocar a un demonio, pero no pudo controlarlo y lo más que logró fue encerrarlo en el ático de su vieja casona. Setenta años después, su hija, una solitaria ancianita, aún padece las apariciones del monstruo. Durante todos estos años, la cosa ha construido su propia dimensión en el ático. Lo mejor: su forma real aparece sólo hacia el final del episodio y antes lo vemos únicamente armando su cuerpo con pedazos de objetos olvidados. Todas y cada una de sus encarnaciones son material de pesadilla. Nunca vi este capítulo de niño, sino muchos años después, y lo pude apreciar como uno de los más aterradores, emotivos y mejor escritos.

5.- El Señor Oscuro (Ragnarok and Roll, Temporada 2) Otro de los grandes capítulos escritos por Straczynski, nos narra la historia de un joven llamado Jeremy, a quien su novia dejó para perseguir sus ambiciones profesionales. Y bueno, como #MasculinitySoFragile, decide que está harto del mundo y de todo lo que hay en él, por lo que viaja hasta una montaña tenebrosa e invoca al Señor Oscuro, quien le da el poder para desencadenar el Ragnarok. Ahora, Jeremy usa la Lengua Negra de Mordor para invocar al Señor Oscuro (sí, reconozco la Lengua Negra cuando la escucho) por lo que esta deidad maligna bien podría ser Sauron, o incluso Morgoth. Si no son lo suficientemente ñoños para que esto los emocione, tengan presente que el capítulo está lleno de imaginería apocalíptica, una animación estupenda, momentos muy emotivos y algunos de los mejores diálogos de toda la serie. No descubrí este capítulo sino hasta hace unas pocas semanas y me quedé impresionado de lo bueno que es.

4.- Cthulhu (The Collecting Call of Cthulhu, Temporada 2) ¡Sí, el mismísimo Cthulhu se enfrentó a los rayos de protones de los Cazafantasmas! En este capítulo el Necronomicón es robado de la biblioteca pública por parte de una secta de chiflados adoradores del dios primigenio. El capítulo incluye una visita a la Universidad de Miskatonic en Arkham, un hato de lunáticos que quieren sacrificar a nuestros héroes, invocaciones tipo Ïa ïa, Cthulhu fhtagn y los versos Que no está muerto lo que yace eternamente... y mostrencos tentaculares a los que los rayos de protones no les hacen mucho daño, además de súplicas desesperadas a Nodens. El Gran Cthulhu no aparece en toda su gloria sino hasta las últimas escenas y ¡vaya que es majestuoso! Con su apariencia de monstruo salido de un hentai de terror (vamos, estoy seguro de que han visto cosas así, no se hagan), compensa que la forma en la que nuestros héroes lo regresan a dormir esté un poco boba. Este capítulo, escrito por otro de los grandes de la serie, Michael Reaves, es un deleite para cualquier fan de Lovecraft.

3.- Samhain (When Halloween Was Eternal, Temporada 1) Otro de Straczynski. En esta ocasión Egon, Winston, Peter y Ray se enfrentan a la encarnación misma de la Noche de Brujas (con todo y cabeza de calabaza). Samhain es una deidad pagana cuyo objetivo es muy claro: establecer una noche eterna. Mientras las criaturas del Más Allá se apoderan del mundo de los vivos, el reloj se detiene a la media noche del 31 de octubre. Literalmente, en todo el mundo es envuelto por las tinieblas nocturnas.. Éste es uno de aquellos capítulos (como los dos anteriores) en los que los Cazafantasmas tienen que enfrentarse al jodido Apocalipsis, y no es para menos. Aquí los vemos combatir contra ejércitos de espectros y demonios, abriéndose paso a disparos para alcanzar la cima de la torre de Samhain. Además, como muestra de que este villano no es para darle por su lado, tengan en cuenta de que es uno de los poquísimos que apareció en más de un episodio.

2.- El Grundel (The Grundel, Temporada 3) De nuevo el gran Straczynski nos trae un monstruo capaz de quitarnos el sueño. No sólo el capítulo empieza con el cuarteto peleando contra el Jabberwock y citando el poema de Lewis Carroll, sino que nos presenta a un villano inolvidable. El Grundel tiene un aspecto horrendo y se aparece por las noches junto a las ventanas de los niños, a los que les pide "déjame entrar". Figura mefistofélica, es un tentador que alienta a los niños hacia el mal, por caminos cada vez más perversos hasta que ellos mismos se convierten en Grundels que vagan por la noche en busca de otros niños a los que tentar. Así que ¡no mames! El niño que aparece en este capítulo sigue por ese mismo camino y lo único que me daba más miedo que toparme a un Grundel observándome a través de la ventana, era ver que un niño al que yo conociera empezara de pronto a transformarse en monstruo. Ahora no sé si es una metáfora del abuso infantil, Changos. Por cierto, este villano es tan memorable que apareció en Extreme Ghostbusters.

1.- El Espantaniños (The Boogieman Cometh, Temporada 1) Y llegamos al maldito monstruo que me traumatizó de niño; el coco, el monstruo del armario, el rey de las pesadillas, la encarnación de todos nuestros temores infantiles, el miedo en sí. El Espantaniños, una versión más demoniaca y retorcida del Guasón (si es que eso es posible) vive en una dimensión paralela de pesadilla surreal y entra al mundo de los vivos a través de los armarios y roperos para alimentarse del miedo en los corazones de los niños. Cuanto más le temen, más poderoso es. Otro de los pocos villanos que aparece en una segunda ocasión, y ambos capítulos son igualmente aterradores (escritos por Michael Reaves), además de que muestran algunas de las secuencias más psicodélicas de toda la serie. Además, este es un monstruo con una conexión personal con uno de los Cazafantasmas: cuando Egon era niño, el Espantaniños lo visitaba para asustarlo, y eso inició su interés en el mundo sobrenatural. Su aspecto infernal y el miedo de que pudiera salir una noche de mi clóset, convirtieron a este monstruo en uno de los primeros que aparecían en mis pesadillas a muy tierna edad, y por eso le doy el primer puesto.

Aquí termina mi pequeño homenaje a una de las cosas más queridas de mi infancia. ¿Qué dicen ustedes? ¿Recuerdan a algún otro monstruo que les haya quitado el sueño? Mientras lo piensan, los dejo con un poco de fanart de T-Rex Jones:








7 comentarios:

lobo99_731 dijo...

Para mí el episodio más memorable es cuando están en una Peléa entre hombres lobo y vampiros, al final pelean y se crean híbridos de ambos, se me quedó muy grabado

Maik Civeira dijo...

Sí lo recuerdo también, estuvo loquísimo.

Marco Zamora dijo...

El capítulo que más se me quedó grabado fue el de un programa de concursos tipo "Jeopardy" pero en el que el anfitrión era un demonio muy poderoso sino es que Satanás himself. Es de las pocas veces que se metieron en ondas religiosas y como niño criado en hogar católico me traumatizó mucho.

Martín Alejandro dijo...

Pues a mi no me toco ver la serie, pero respondiendo a tu pregunta de algo que nos hubiera quitado el sueño de pequeños recuerdo al Saturno de Rubens que vi por primera vez en un artículo de Muy Interesante y vaya miedo que me daba abrir la pagina en la que estaba tal imagen.

Sombrerudo dijo...

Vamos, Ego: estamos a 5 días de que EE UU elija entre Hitler y Frank Underwood, esa es la peor historia de terror que nos ha traído la última recesión.

Para atar bien la narrativa de terror a la política, te dejo esta canción: https://www.youtube.com/watch?v=QjHR0oASSfU

Mientras llega la desgracia, yo espero en mi búnker leyendo It can't happen here, https://en.wikipedia.org/wiki/It_Can%27t_Happen_Here

También espero su claro y sesudo análisis. Si el intelectual tiene un papel en la sociedad, esta es su aciaga hora.

Maik Civeira dijo...

Tienes toda la razón, Sombrerudo. En mi página de facebook he estado compartiendo análisis todos los días. Y pienso escribir al respecto en cuanto pasen las elecciones. Mientras tanto, sigo con la cultura pop.

Pedro dijo...

A mí el espantaniños todavía me da miedo. ¡Personajazo!

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails