jueves, 26 de abril de 2018

Los zombis antipeje son más tontos que los pejezombis



Oigan, qué temporada electoral tan pinche fea. No sólo no hay ni un candidato que merezca nuestro voto; no sólo estoy tan desencantado que ya ni siquiera siento miedo, esperanza ni indignación (si la desgana no me gana, escribiré un texto al respecto uno de estos días); lo más estresante de los meses electoreros es que ¡la gente se pone bien pendeja! No lo olviden, niños: la política nos hace estúpidos.

Hay de tontos a tontos. No podemos negar que existen los tontos incondicionales del Peje, que de verdad creen que es la salvación del país, el destructor de la mafia del poder, que va a abolir el neoliberalismo y demás. Estas personas realizan unos malabares mentales increíbles para justificar sus declaraciones disparatadas, su alianza con infames delincuentes políticos y sus posturas retrógradas y mochas. Muchos ni siquiera son tontos, sino personas bien preparadas que usan su inteligencia para racionalizar lo injustificable, y eso es todavía más triste.



Pero peores que los pejezombis son los zombis antipeje, me cae. ¿Por qué? Porque son el peor tipo de tonto: el que se cree listo mientras suelta tonterías astronómicas. Sucede que el zombi antipeje ni siquiera entiende por qué se supone que el Peje es tan malo. Si se le pregunta dice cosas ambiguas como "es populista" (¿pero qué significa eso, buen hombre y por qué es tan malo?) o "nos va a convertir en Venezuela" (¿cómo exactamente va a hacer eso?). El nivel de argumentación y raciocinio de un zombi antipeje es el de la tía que piensa que "los monos chinos son satánicos". De hecho, lo más probable es que tu tía que piensa que los monos chinos son satánicos sea una zombi antipeje.

Están los atarantados que creen que el Peje es socialista (y no saben ni siquiera lo que es el socialismo, y siguen pensando que significa "van a repartir el dinero a todos por igual, we"). Están los que medio escucharon lo de la "amnistía de Amlo" y lo que entienden en sus cabecitas es que el Peje va a abrir las puertas de las prisiones de par en para para que los criminales hagan lo que quieran y entonces hay que prepararse para la Purga (pero "no se preocupe, comadre, va a ganar Mid").

No pueden faltar los que se creen cualquier cosa que salga en los internetz mientras vaya contra Amlo. Que si su esposa es nieta de un nazi, que si él era amiguito de Salinas, que si va a cerrar las iglesias y prohibir la religión. Lo malo de estos casos no es que la información sea falsa, sino que es absurda, y hay que estar muy, pero muy atolondrado para creérsela, no digamos ya compartir sin hacer una mínima verificación.

Comparte si eres un taradito sin criterio

Lo peor es que estos zombis antipeje se tragan y difunden esas patrañas mongólicas mientras se creen muy inteligentes, no como "esos pejezombis que nada más siguen a su mesías como borregos". Porque los seguidores del Peje son chairos, y si uno no es chairo, pos automáticamente es más inteligente que los chairos. Es obvia la cosa.

Por ejemplo, hay un chiste recurrente en las redes sociales sobre que los seguidores del Peje son todos analfabetas, incultos e iletrados. Y se ríen los jenios diciendo "ajiú, ajiú, los pejezombis son bien mensos, no como yo que soy un eructito". Cuando en realidad, Amlo es el candidato preferido entre las personas con un mayor nivel educativo. ¡Sí!




El proyecto Verificado surgió como una iniciativa de varios medios mexicanos para oponer resistencia a la marejada de noticias falsas que circulan por la red como pólvora gracias al nulo criterio de los internautas. Como la mayoría de las noticias falsas son antipeje, pues son las que más aparecen desmentidas en Verificado. ¿Qué es lo que concluye el zombi antipeje? ¿Se dice "we, quizá debería usar dos neuronas antes de creerme cualquier pendejada que refuerce mis prejuicios"? No, su conclusión es "¡Verificado es de Amlo! ¡Ésa es la única explicación posible! ¡Es verificamlo, ay qué ingenio tengo! Oh, soy tan inteligente porque no soy chairo, ajiú, ajiú, ajiú". Chingón con estos pensadores críticos recurriendo a teorías de la conspiración para explicarse por qué sus chaquetas mentales antipeje son refutadas. 

Es como cuando en las elecciones del 2016 en Estados Unidos, el portal Snopes se dedicaba a desmentir noticias falsas, en su mayoría pro-Trump y anti-Hilary, y entonces los trumpeteros, como nos les cabía en sus molleras que los estaban pendejeando a lo grande, concluyeron que Snopes era parte de una conspiración judía para desprestigiar a Trump. Pues la mentalidad del zombi antipeje es análoga a la del trumpetero: igual de conspiranoico, monotemático y pendejito.

Lo cual hace aun más deliciosa la ironía de los que comparan a Trump con Amlo: aunque algunos de ellos son liberales centristas que honestamente le temen a la demagogia, muchos otros son derechairos de libro de texto que, como se trasluce en sus descalificaciones, estarían de acuerdo con la misoginia, homofobia, autoritarismo y racismo del dictadorzuelo anaranjado. O los que le tienen miedo a que "los rusos vengan a quitarnos nuestro petróleo", pero les cae de a madres Putin porque sí es un jonvre de berdad. (Pronto tendré que hablar de los desequilibrados que son seguidores del Peje y al mismo tiempo ven con buenos ojos a figuras de derecha como Putin o el mismo Trump).

No es como si los izquierdosos usaran esa palabra para insultar a los mochos todo el puto tiempo 


No más quiero mencionar ya a quienes se indignan porque el Peje tenga dinero y pague cosas. ¡El Peje comió en restorán caro! ¡Escándalo! ¡El Peje viajó en avión! ¡Ultraje! ¡El Peje tiene un reloj bonito! ¡Traición! Y yo les prespondo... ¿¿¿YYY??? ¿Acaso el señor hizo voto de pobreza? ¿O acaso son de los que creen que ser de izquierda implica renunciar a todas las posesiones materiales? Tan pendejo es señalarle eso al Peje como él mismo cuando cree que a mí me importa un carajo lo que haga con el avión presidencial. Pero pues equis, we, cero que me influye, que me sube y que me baja, porque ninguna de esas acciones es en sí ilegal, deshonesta o contraria a la moral. ¡¿Qué chingados nos importa?! 

A lo mucho esas acusaciones sirven para evidenciar que el Peje, con todo y queriéndose vender como "uniko y diffferente" entre la clase política, es no más otro vividor del erario. Pero es muy mal argumento si lo que quieren hacer es parecer que el Peje es el peor de todos, porque se da unos cuantos lujos mientras los demás hacen ostentación desvergonzada de su opulencia mal habida. Es que, aunque existen muchas buenas razones para no estar con el Peje, no las hay para decir que cualquiera de las otras opciones sea preferible. Eso es lo que queda clarísimo con cada pseudoargumento estúpido que hacen los zombis antipeje en las redes: realmente no tienen nada que decir. Sólo el Negas lo hace chido.


Ya ni siquiera sé si esto es un poe o qué pedo.

Esperen, antes de empiecen con sus predecibles y poco imaginativos "ja ja ja, te ofendes porque insultan a tu mesías, pinche pejeloco", déjenme admitir que el título de esta entrada es clickbait. Los zombis antipeje no necesariamente son siempre más tontos. Sí hay muchos pejezombis que están por lo menos tan pendejos. Toda esa imbecilidad y deshonestidad intelectual puede ser hallada entre las apologías del Peje, incluyendo eso de tratar a los contrarios como subhumanos mientras se comportan igual que ellos. 



Lo más importante es que las nuestras son guapas y las de los otros son feas.
Qué avanzados y progesistas somos en el morenismo, ¿ya vieron?


Eso es lo más triste de todo esto: que la cultura política mexicana está pendejísima por todas partes, y no veo señales de que vaya a mejorar pronto. Antes bien, en esta época de polarizaciones, extremismos y posverdades, parece que la cosa va a empeorar todavía.

Bales berga, Méjico.

10 comentarios:

Estela Isabel Ávila Sosa dijo...

La verdad sí está bien pendeja la gente. Se va por la tangente y no dan razones para votar o no votar por uno u otro candidato o la candidata, apelando a cuán incultos y nacos son sus votantes (¿de verdad, gente?)

Como si los candidatos y la candidata no tuvieran mucha cola que les pisaran, muchos fraudes, historia partidista o declaraciones estúpidas que criticarles.

De mi parte, mis máximos reclamo a todos ellos es:
1) Falta de análisis socieconómico en sus "propuestas": duuude! Namás prometen cosas a ver qué sale y no concretan nada, ni dicen cómo lo harán.
2) Que se echan tierra: ¿alguien más ya está hasta el gorro de los spots "el PRI hizo esto y yo voy a hacerlo diferente" y "tengo miedo de AMLO, voto por Meade"?
3) QUE TODOS SON BIEN PINCHES MOCHOS: evadiendo preguntas sobre el matrimonio entre personas del mismo sexo, siendo vagos al respecto, metiendo al Papa y a la iglesia en sus declaraciones... ¿Qué pedo? ¿A nadie le hace ruido?
4) Las mujeres: ni a promesas llegamos. Nada más gritonean que merecemos una vida libre de violencia, pero no proponen nada para lograrlo.

Jorge Alex Laris Pardo dijo...

Me tranquiliza saber que mi voto no va a alterar el resultado final. Que lo que suceda está fuera de mi control. Habrá que adaptarse lo que venga y esperar que que el partido que gane supere mis expectativas.

Emmanuel dijo...

Mike, pienso que el mayor problema es que consideramos a la política como algo separado de nuestra vida, por ello tememos/confiamos en que una sola persona puede acabar con la corrupción/ volver a México como Venezuela. El comentario de Jorge, aunque lo respeto, le pediría que lo reflexione: la vida política de un país es de todos y nadie es inocente de las decisiones tomadas (así haya "votado en contra") ¿Cómo desarrollar un espíritu crítico, abierto a los comentarios, pendiente de sus iguales? Está será la tercera vez que votaré por AMLO, menos convencido que las anteriores, pero buscando que la alternancia de partido fortalezca la oposición (espero que no como en Brasil), evidencie a los corruptos, permita que la sociedad civil se organice y exija lo que es justo, que los candidatos independientes puedan crecer y que se replantee la estrategia de seguridad que ha propiciado casos como los de Ayotzinapa y Tonalá.

Anónimo dijo...

Tengo una pregunta sobre estos comentarios:

"Pero peores que los pejezombis son los zombis antipeje, me cae. ¿Por qué? Porque son el peor tipo de tonto: el que se cree listo mientras suelta tonterías astronómicas. Sucede que el zombi antipeje ni siquiera entiende por qué se supone que el Peje es tan malo. "

Según entendí los partidarios de los otros candidatos son peores, más tontos y dicen tonterías más grandes que los partidarios del Peje. ¿En que específicamente te basas para llegar a esas conclusiones? Quiero decir que cites datos para que justifiques esas conclusiones.

Anónimo dijo...

Hey Anónimo anterior

En ninguna parte de la entrada menciona que los antipeje sean seguidores de otros partidos, hay gente antipeje que no piensan votar porque ningún candidato los convence.

Tal vez, el ejemplo que puede hacerte pensar que mencionó otro partido fue el que uso de:

"(pero "no se preocupe, comadre, va a ganar Mid")."

Pero al menos yo no lo veo como que siempre es gente de otros partidos, puede haber puesto cualquier otro candidato u otra cosa y el chiste sería lo mismo

Además cerca del final escribió esto:

"Esperen, antes de empiecen con sus predecibles y poco imaginativos "ja ja ja, te ofendes porque insultan a tu mesías, pinche pejeloco", déjenme admitir que el título de esta entrada es clickbait. Los zombis antipeje no necesariamente son siempre más tontos. Sí hay muchos pejezombis que están por lo menos tan pendejos. Toda esa imbecilidad y deshonestidad intelectual puede ser hallada entre las apologías del Peje, incluyendo eso de tratar a los contrarios como subhumanos mientras se comportan igual que ellos."

Incluso agregó una imagen de ejemplo, indicando que también muchos que siguen al peje están igual de pendejos

Al final la conclusión del artículo es que la política nos pone a todos bien pendejos, incluso puso este link para que vieras que no son sólo sus palabras, sino que hay concenso:

https://www.vox.com/2014/4/6/5556462/brain-dead-how-politics-makes-us-stupid

Saludos
Joako

Alan Flores dijo...

Lo único en lo que no coincido en tu escrito mi Maik, es en lo de las posesiones del peje. No tiene nada de extraordinario que un político tenga lujos, sí, el problema que YO tengo con esto es la incongruencia: el peje se da baños de pueblo y anda con la bandera de la austeridad... y se va de paseo a un juego de las estrellas pagado según con las regalías de un libro que no se cuela ni al top de más vendidos de la editorial que lo saca y que la única persona que he visto con uno es a Ricardo Anaya.

Yo puedo decir que no soy un zombi anti peje, soy anti peje principalmente por estas razones:

1.- La incongruencia que se carga (¡Combatiré la corrupción... rodeándome de corruptos!)
2.- Sus promesas de campaña son una soberana pendejada, al grado que de ganar me da más miedo que intente cumplirlas a que no las cumpla.
3.- La forma en la que veo que maneja MORENA lo veo como un pequeño ejemplo de cómo manejará México si gana. Ergo, yo sí creo que de ganar el peje nos espera una dictadura con culto a la personalidad.

Anónimo dijo...

Joako:

Según lo que entendí, el autor del artículo concluye que los críticos del Peje (poco importa si votan por otros candidatos o no) son en promedio más tontos que los partidarios del Peje. Sospecho que esa conclusión se la sacó de la manga y es una ocurrencia sin fundamento. Al menos no veo ningún fundamento aquí para concluir tal cosa. Leer comentarios al azar en twitter por ejemplo, no sirve para resolver el problema. No se puede concluir nada de tan pobre evidencia.

Al menos que el autor de la entrada haya leído algún estudio donde se hayan obtenido muestras de ambas poblaciones y se les haya medido el IQ, y se haya obtenido alguna diferencia estadisticamente significativa entre los dos grupos, tendría que citar ese estudio. Yo no he sabido de un estudio así ni creo que exista.

Alan Flores dijo...

Anónimo anterior:

Si bien soy de los que opinan que cuando el Maik se pone en plan chairo es de la idea "todos son unos idiotas menos yo y los que piensen como yo", he de admitir que esta vez tiene razón sobre los zombis anti peje ya que he visto esos comportamientos en páginas anti peje.

Te pongo un ejemplo: El supuesto lamborgini del hijo del peje. Este tema se me hizo curioso y decidí investigarlo, descubrí que todo había comenzado con un tweet de Pedro Ferriz de Con donde ponía la foto de una persona trepada en un lamborgini y que según él, era el hijo del peje. Me di a la tarea de investigar la foto y descubrí que venía de un blog sobre autos de un chavo gringo y que el tipo montado en el lamborgini es un amigo suyo, incluso tiene comentarios en el post donde le preguntan si el chico es el hijo de un político mexicano llamado Andrés Manuel Lopez Obrador y él responde que no.

Siempre que alguien esgrime este argumento, trato de corregirlos mostrandoles las evidencias, porque soy de la idea de que no hay que bajarnos al nivel del chairo y atacar a los opositores porque un viejito bien carismático nos dijo que lo hiciéramos, hay que hacerlo con hechos... pero a los zombis anti peje no les importa la evidencia, para ellos el tipo de la foto es el hijo del peje y hasta me tachan de chairo "por defender al hijo parásito del peje".

fre CC dijo...

Es tremendo el nivel de estupidez que ha aparecido en aquellos que se sienten "listitos" por decir que votar por AMLO es de pobres y huevones(porque el socialismo favorece a los que no trabajan).

Aun tomando en cuenta el nivel pejezombie que no está muy atrás de estos preocupados, la verdad si me parece oportuno que hagas este señalamiento para evitar enfrascarse con los comentarios y fake news que circulan en Facebook(principalmente).

Lo único que mantiene mi decisión de voto es lo que provoca el creciente temor, de que México pueda tener un gobierno diferente del PAN y del PRI; que siendo objetivos siguen proponiendo detener a la delincuencia (como si fuera un interruptor on/off): Con mejores policías, con armas más poderosas, patrullas más blindadas y sentencias más grandes.

Me preocupa pero también me está llevando al desgano.

Alchemisterius dijo...

"De hecho, lo más probable es que tu tía que piensa que los monos chinos son satánicos sea una zombi antipeje."

¡Efectivamente! De hecho, todos mis contactos más religiosos de FB se la pasan tirándole lodo al Peje.

Estoy de acuerdo con esta entrada, pero el Peje es básicamente un Donald Trump en versión mexicana e izquierdista: terco, autoritario, autocontradictorio, intolerante a la crítica, con ideas locas, antisistema aunque eso no lo haga mejor que éste, con seguidores que lo van a endiosar y defender a morir hasta que haga una estupidez grande en el poder y con odiadores que se dedican a hablar de él todo el día.

Una cosa que me sigue sorprendiendo de los odiadores del Peje es que crean que él es peor que el PRI. Tiene mucha cola que le pisen, y aunque probablemente vaya a ser incompetente, su partido no tendrá mayoría en las gubernaturas ni en el Congreso, así que no le van a dejar actuar como quisiera a su partido. Solo espero que el tiempo no les dé la razón en eso de que seremos como Venezuela.

Sobre Verificado MX, sí es muy buena página, pero se dedican a desmentir tanto los bulos contra el Peje que mucha gente cree que él los patrocina, aunque es un equipo de diversas personas que dan investigaciones objetivas, y de hecho han desmentido cosas pro-Peje también.

Si llegara a ganar el Peje (80% de probabilidad), mientras mis cercanos sentirán lo que yo cuando ganó EPN (lloré de ira en ese entonces), yo voy a sentir incertidumbre, porque no sé qué esperar. De muchas cosas que ha dicho y hecho, me han hecho concluir una de dos cosas: O AMLO está bien estúpido, o está ocultando algo. Y la verdad prefiero que sea la segunda.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails