sábado, 24 de noviembre de 2007

La Corporación: Prólogo

Noup. No voy a hablar del muy popular e influyente documental que desenmascara la corrupción de las grandes corporaciones. Creo que a estas alturas todos lo habrán visto (y si no, ¿qué esperan? Es uno de los 10 documentales que hay que ver para entender el mundo actual). Voy hablar de algo que me ha parecido curioso y de llamar la atención.

El documental La Corporación salió en 2003, y desde entonces ha sevido para concientizar a muchas personas sobre el poder casi ilimitado que pueden llegar a tener las corporaciones y el uso criminal que le pueden dar a dicho poder. Pero en realidad, desde tiempo atrás, las corporaciones ya eran vistas como entes malignos y ominpotentes en la cultura mediática. En el imaginario mediático ya existía la noción de que las corporaciones podrían ser un peligro para la paz, la justicia y la libertad si la ciudadanía no les pone límites. Muestra de ello es que en muchas series, películas, cómics, videojuegos y otros productos de la cultura mediática las grandes corporaciones hacen el papel del supervillano.

¿Qué significará este fenómeno? Quizá refleja cierta pérdida de fe, por parte de amplios sectores de la sociedad contemporánea, en un modelo de capitalismo salvaje y sin regulaciones, lo cual sería muy interesante. O quizá estoy interpretando de más, quién sabe. En cualquier caso, la ficción siempre dice mucho de la sociedad que la crea, y un rápido análisis no será completamente inútil.

En las entradas siguientes, haré una breve reseña de algunas de las corporaciones más perversas de la ciencia ficción:

No hay comentarios.:

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails