viernes, 25 de marzo de 2011

Felicidades, Obama: ¡Ya eres BUSH!

Pongamos los puntos sobre las íes: Muamar al Gaddafi (Qadafi, Kadafi, es irrelevante porque el nombre es árabe y cada quien lo escribirá en español como se le dé la gana) es un dictador hijo de puta, como todo dictador hijo de puta. El hecho de llamarse socialista y enemigo de Occidente no lo convierte en un héroe antiimperialista, como muchos izquierdista latinoamericanos han querido creer. Ponerse a enlistar los beneficios que le ha traído Gaddafi a Libia es igualmente vergonzoso que ponerse a enlistar los beneficios que Franco y Pinochet le dejaron a sus respectivos países (que los hubo, nos guste o no).

La dictadura de Gaddafi ha sido brutal y terrible (y muy poco socialista, dicho sea de paso: ¿sabía usted que Gaddafi financió la campaña de Sarkozy?); echarle porras porque es anti-yanqui es caer en la misma hipocresía y doble moral gringa de que hay dictadores buenos y dictadores malos. Hacer alharaca sobre las matanzas que la OTAN está cometiendo en Libia e ignorar las matanzas que está cometiendo Gaddafi es igualmente absurdo e incongruente que hacer justamente lo opuesto. "El enemigo de mi enemigo es mi amigo" es un doctrina simplista y peligrosa típica del fundamentalismo. Que uno se oponga a "los malos" no quiere decir que sea "bueno" no más por ello. Se los pondré claro: el Doctor Doom no dejaría que Galactus se comiera a la Tierra... pero no por eso es bueno. ¿Captan?

Estoy convencido, por las fuentes que he revisado estas semanas (fuentes de todo tipo, desde CNN y BBC, hasta Reuters, Al-Jazeera, Avaaz, Wikipedia, WikiLeaks y La Jornada) de que el levantamiento en Libia es realmente popular y que sigue el mismo impulso que los de Túnez, Egipto, Baréin, Yemen, Siria, Arabia Saudita, Jordania, Algeria, Marruecos e Irán, y que no se trata de un compló orquestado por los gringos, como gente con menos conocimientos que ideología ha estado afirmando categóricamente sin más argumentos que "los gringos son malos y eso es lo que hacen".

Dicho esto, ahora le voy a tirar mierda a EUA, Reino Unido y Francia. Cuando la comunidad internacional, la Liga de Naciones Árabes y los rebeldes de Libia pidieron que se aplicara la zona de exclusión aérea, la idea era que no se permitiera a Gaddafi usar su fuerza aérea para atacar a los rebeldes. Cuando dicha resolución se aprobó en la ONU, la idea era que, si Gaddafi usaba aviones para atacar a los rebeldes, los países miembros del Consejo de Seguridad podrían derribar dichos aviones. Ésta fue la resolución que se aprobó, y sobre la que China y Rusia se abstuvieron de votar.




Nada, entonces, justifica los ataques militares que EUA y compañía han hecho sobre Libia [ver aquí]. No fue ello lo que se acordó en la ONU; no tenían derecho a hacerlo y no está resultando en nada bueno, pues los ataques de los países occidentales mataron también civiles [ver aquí]. De allí que China y Rusia, que se abstuvieron de votar cuando sólo se trataba de una zona de restricción aérea, critiquen duramente la intervención militar en la que se convirtió dicha propuesta. A las críticas se han sumado India y Turquía [ver más]. ¿Cuál es la razón de Occidente para intervenir en Libia? Los países occidentales se pronunciaron tardíamente sobre la situación en Túnez y Egipto. Los regímenes de Siria, Arabia Saudita, Yemen y Baréin también están matando a su población civil. ¿Por qué asumir el papel de superhéroes tratándose de Libia?

Fácil: porque Gaddafi ha sido históricamente enemigo de Occidente, mientras que los otros dictadorzuelos han sido sus aliados. Y no sólo estos títeres están temblando: los países poderosos del mundo tiemblan con ellos. La intervención en Libia es el esfuerzo de Occidente por asegurarse de que estas revoluciones que se dan en el Mundo Árabe se den de la forma que ellos quieren o, de a perdis, que dañen lo menos posible sus intereses.

Es por ello que esta situación resulta importantísima para todo el mundo: en estos meses se podría redefinir la relación entre el Primer Mundo y los países en vías de desarrollo (como les dicen, eufemísticamente). Por eso es importante oponerse a esta intervención armada, que lejos de ser una "acción humanitaria", responde a los intereses imperialistas de las naciones poderosas.

Leí a un bloguero francés (bastante estúpido) que elogiaba a Sarkozy por volver a poner a Francia en el papel protagónico, y porque se cumple con el deber de ayudar a los desprotegidos. No es más que una nueva edición del "white man's burden": hay que ayudar a estos pobres salvajes porque ellos solitos no pueden hacer nada bien. ¡Bah! Los franceses deberían hacer lo que mejor les sale: rendirse ante Alemania.

Todo este asunto me hizo reflexionar sobre algo: ¿qué habrá sentido Obama después de su primer asesinato? Hasta entonces, este joven político no había matado ni mandado a matar a nadie. Lo habría hecho por omisión, tal vez, por no sacar a sus tropas de Irak como había prometido, pero hasta ahora él mismo no había ordenado una acción específica en la que supiera que moriría gente inocente. Quiero pensar que el que hace apenas 3 años parecía un joven idealista, tiene algo de consciencia... ¿Estará sintiendo algo Obama? ¿O de plano ya es otro Bush?




En fin, aquí va un resumen de las noticias importantes en las revoluciones de los países islámicos. En Egipto, para empezar, el tema de la participación de las mujeres en la revolución ha tomado relevancia desde el principio. Naomi Wolf, activista estadounidense y autora de Give Me Liberty: A Handbook for American Revolutionaries, opina que la ola revolucionaria ha traído una serie de cambios en el rol de la mujer en la sociedad árabe, que ya no puede echarse para atrás [ver aquí]. Como prueba de ello, en Egipto, la escritora Anas Elwogud Elawa, se ha convertido en la primera mujer en anunciar su candidatura para la presidencia del país del Nilo. Este anuncio no ha sido bien digerido por muchos hombres egipcios, que demandan que la señora se quede en su casa, como Alá manda. Ella, por su parte, parece estar más interesada en la sacudida cultural que implica el hecho de tener una candidata, que en realidad ganar la presidencia [vedlo aquí].

Pero las cosas en Egipto están lejos de ser miel sobre hojuelas. Aún sin Mubarak, el aparato opresor de su régimen continúa funcionando. Los activistas Ramy Essam (músico) y Amor Eletrebi (estudiante de medicina y poeta) fueron apresados y torturados por la policía egipcia durante las manifestaciones después de la caída de Mubarak. Los egipcios están resistiendo valientemente para que su revolución no se convierta en un simple cambio de gobierno y que todo el sistema siga igual, pero temen que todo su esfuerzo podría perderse en un instante [lean esto]. Ese mismo peligro corren todas las revoluciones.

En Baréin, ese pequeño país del Golfo Pérsico, las protestas han continuado. Pero tras la matanza de manifestantes por parte del gobierno nacional ayudado por fuerzas militares enviadas desde Arabia Saudita (aliado de EUA, tomen nota) [ver aquí], la lucha ha empezado a perder fuerza y la oposición al régimen de la familia Al Khalifa se están replegando. [:(] Esta revolución, como se ve, también corre peligro. La marea revolucionaria podría empezar a perder fuerza si no recibe apoyo de la comunidad internacional. Y por apoyo no quiero decir los bombardeos a lo pendejo que está haciendo la OTAN, sino manifestaciones de solidaridad por parte de la población civil de otros países. Difundir la información sería un buen inicio y lo mínimo que podemos hacer.




La cosa pinta muy distinta para el gobierno de Yemen. El gobierno cometió la estupidez de matar manifestantes, lo que provocó que sectores de la política y el ejército se pronunciaran en favor de los rebeldes. El representante de Yemen en la ONU renunció en protesta contra dichas matanzas [figúrense] y los rebeldes están confiados en que más personas se unirán a su causa. La dictadura del partido llamado Congreso General del Pueblo se tambalea y se queda sin apoyo a cada momento [más info aquí].

Ante esta situación, el presidente del gobierno yemení ofreció a la oposición llamar a elecciones tempranas [ver aquí]. La oposición no aceptó la oferta: saben que tienen la posición ventajosa y no tienen porqué ceder ni conceder [chéquenlo].




También el gobierno de Siria está viéndose en la misma disyuntiva: ¿ceder a ver si se calman los ánimos o aplastar la revolución de una vez por todas? Por un lado, el gobierno sirio aceptó liberar a 15 niños arrestados por hacer grafitis pro-revolucionarios en un páis que lleva 45 años en uno de esos famosos "estados de excepción" que permiten a los gobiernos hacer lo que se les venga en gana (cof, guerra al narco, cof, Calderón). Por el otro, la represión brutal del régimen sirio ha cobrado víctimas; hace unos días, 4 personas fueron muertas en una mezquita [ver más]. Por cierto, National Geographic publicó en noviembre de 2009 un excelente artículo (como siempre) sobre Siria, que ayuda a entender la situación y el contexto en el que se dan estos procesos.

No se puede dejar de mencionar que las protestas siguen en Jordania y en Arabia Saudita, donde el gobierno ha reprimido brutalmente a los manifestantes. En mi primer post al respecto, pegué un mapa del revolucionario mundo árabe. En cuestión de semanas ese mapa ha cambiado. Les presento la versión actualizada.


Hasta aquí los hechos. Ahora los análisis, ¿cómo podría estar cambiando esto al mundo? Para empezar, resulta que la dinámica de las finanzas internacionales en el mundo capitalista tendrá que cambiar después de las revoluciones árabes, para tener en cuenta muchos factores que antes no se consideraban importantes. También el terremoto en Japón ha afectado la dinámica financiera en este sentido [ver más aquí]. Además, la ola revolucionaria en el Mundo Árabe podría llegar hasta los EUA, de mano de los inmigrantes de origen árabe que están por toda la Unión Americana [suerte con eso].

Para finalizar, los dejo con una reflexión sobre el peligro de usar las redes sociales como medio de movilización social. No es que no sea recomendable usarlas, sino que hay que hacerlo con cautela. Asimismo, aquí va un excelente video sobre cómo las redes sociales han desencadenado revoluciones sociales. Échenle un oclayo:



7 comentarios:

Enrique Arias Valencia dijo...

Excelente material, Ego.

Viejo Verde en Sodoma dijo...

El idealismo y el ejercicio del poder no pueden convivir, Obama gobierna eso es todo.
Iran es la prueba de que una revolución no necesariamente produce buenos frutos.
La dinámica capitalista no va a cambiar por la sencilla razón que hasta el día de hoy la humanidad no ha encontrado una mejor manera de producir y distribuir la riqueza, los buenos deseos que alimentan nuestra imaginación no cuentan.
En el 2000 en Estados Unidos la población Árabe de nacimiento o ascendencia era de 1.2 millones, un numero que no alcanza para influir de manera significativa, ademas la gran mayoría de Árabes-Norteamericanos han adoptado plenamente la cultura e ideología Norteamericana, los fundamentalistas aunque estridentes son minoría.

marichuy dijo...

Muy buen texto. Claro y preciso.

Saludos

Pereque dijo...

Me cae que después de que pasen más cosas deberías organizar todos los apuntes y fuentes y escribir un libro.

¡Saludos!

S dijo...

¡Ah viejo verde! siempre llevando la contra.

1- El poder y el idealismo pueden y deben convivir. A pesar de que se nos haga creer que el libre mercado guía mágicamente a la humanidad, no es verdad. El más rápido, más fuerte, más más no nos lleva a nada. Sí, es muy idealista creer que la humanidad cambie de rumbo, pero la infraestructura para ese cambio existe, y es nuestro deber asumir la responsabilidad de crear un mundo más justo.

2- Iran, Cuba, USSR, Checoslovaquia, Vietnam, Venezuela también son pruebas de que la revolución no es garantía de una mejoría. Revolución es cambio. Cambio al que tiene derecho el pueblo. Su gobierno debe ser un asunto interno y respetarse su decisión. Eso y que, personalmente, creo que estas revoluciones traerán un mundo mejor para un montón de árabes locos

3- El capitalismo no es solo el señor monopoli riendo con malevolencia, nadando en la piscina de dinero del tío rico McPato. No, no señor. El sistema tiene fallas, sí, pero hay medidas de regularización que las corrigen en buena manera. No es lo mismo el capitalismo de Sierra Leona que el de Alemania.

Karate Pig dijo...

Viejo Verde

1.- Necesariamente, y hasta que los robots no sean los amos del planeta, todo ejercicio del poder tiene como fundamento el idealismo.

2.-cualquier cosa a la que te refieras como "dinámica capitalista" ha cambiado desde su probable origen en el S.XIV.
Ha cambiado en un mismo país, como lo es el de los gringos, y sobre todo desde la Gran Depresión del 29, el fin de la Segunda Guerra Mundial, la Guerra Fría, la cancelación de los acuerdos de Bretton Woods, la ultima crisis inmobiliaria gringa, etc...

3
Alternativas siempre las ha habido, sólo que han sido sofocadas y combatidas a sangre y fuego. Incluso la URSS se vió obligada a destinar vastos recursos a su industria militar antes que a "producir y distribuir la riqueza".

Anónimo dijo...

ya pasaron once días =/ regresa ego

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails