miércoles, 4 de enero de 2012

Los mejores libros que leí en 2011


Si uno no quiere cometer osos cuando le pregunten qué libros le han marcado, lo mejor es leer. Pero mejor aún es leer buenos libros. Así que, siguiendo la costumbre, les dejo la lista de los mejores libros que leí este finado 2011. 



Primero diré que este año leí menos libros de lo usual, pero que fueron libros chonchos y sesudos, que siento que me ayudaron a crecer y madurar intelectualmente, aunque me oiga mamón por decirlo. También quiero decir que fue el año en que la narrativa me aburrió. No sé porqué, pero así fue: estuve más de humor para leer ensayo y divulgación, historia y filosofía, que para leer ficción. Cuando leí narrativa fue casi siempre por pura evasión, para relajarme después de echar tanto coco, y por eso notarán que los trabajos de ficción aquí incluidos son muchas veces de fantasía o aventuras relativamente ligeras.

Como les conté en una ocasión, me gusta leer por "bloques" o "ciclos", es decir, por grupos de tres, cuatro o cinco libros seguidos que tengan en común el tema, el autor, género, corriente, época, etcétera. Este año leí dos ciclos que me sacudieron mucho el cerebro y que les presento fuera del Top 10 anual.

El primer ciclo fue sobre Filosofía política de la Antigua Grecia. Los griegos pensaron casi todo lo que había que pensar, y ya que ellos fueron los inventores de la democracia, tienen mucho que enseñarnos al respecto. Fueron 5 libros que realmente me hicieron echar andar al hámster. Para leer más sobre este ciclo, ver esta entrada. Los libros fueron:



  • La República de Platón
  • Las Leyes de Platón
  • Ética Nicomaquea de Aristóteles
  • Política de Aristóteles
  • Discursos de Demóstenes

El segundo ciclo también consistió en 5 libros, y tratan sobre Filosofía de la ciencia, postmodernismo y pensamiento crítico. Todo empezó porque quería reunir herramientas para rebatir a los creacionistas, y terminé clavándome con el tema. Pueden leer reseñas de cada libro en esta entrada. Los títulos son:


  • Higher Superstition de Paul R Gross y Norman Levitt
  • Fashionable Nonsense de Alan Sokal y Jean Bricmont
  • Denying Evolution de Massimo Pigliucci
  • Nonsense on Stilts de Massimo Pigliucci
  • A Short Course in Intellectual Self-Defense de Normand Baillargeon

Ahora sí, vámonos con el clásico Top 10... Excepto porque este año será dividido en dos Top 5, uno para los libros de divulgación y ensayo, y el otro para ficción narrativa. Empecemos con los primeros:


 5.- Bestiario Medieval, de Ignacio Malaxecheverría: Se trata de una recopilación de diversos textos medievales en los que se alude a la naturaleza de los animales. No estaba muy seguro de ponerlo aquí, porque las obras originales son ciertamente imaginativas, pero por otra parte no es narrativa y quienes la escribieron realmente se creían lo que estaban poniendo, y además no estamos leyendo las fuentes originales, sino los extractos recopilados y editados por Malaxecheverría. Este compendio nos permite asomarnos a la mente de los pensadores medievales y ver la concepción que tenían del mundo natural, lleno de prodigios y de enseñanzas veladas sobre la voluntad de Dios, que se manifiesta a través de sus criaturas. La introducción del mismo Malaxecheverría no tiene desperdicio. Esta edición de Siruela incluye unas bellísimas miniaturas del Bestiario de Oxford. Es una chulada.

4.- El origen del hombre, de Charles Darwin: Para contrastar con la visión mágico-religiosa, tenemos ahora la visión científica. La gran sacudida que nos provocó Darwin fue el revelarnos que como especie no tenemos un lugar privilegiado en la naturaleza, ni que estamos sobre ella, sino que somos producto de ella y formamos parte de su seno. En este libro podemos apreciar una vez más las minuciosas investigaciones que llevó a cabo Darwin para desarrollar su teoría de la selección sexual: el libro está repleto de fascinantes ejemplos. Además, Darwin nos demuestra que la diferencia entre la inteligencia humana y la animal es de orden cuantitativo, no cualitativo, y que las bases de la mente humana ya se encuentran entre nuestros parientes animales, incluyendo las emociones, la creatividad y la moral. Es un libro fundamental para quien quiera conocer el desarrollo de la ciencia y la evolución del pensamiento humano.

3.- Civilización: Una historia crítica del mundo occidental, de Roger Osborne: Un excelente libro de historia. Es más analítico que expositivo, por lo que asume que el lector ya sabe en qué consistieron los hechos históricos de los que habla y se centra en analizarlos. El libro resultó una agradable sorpresa porque el autor es un historiador postmodernista, pero de los inteligentes y sensatos, no de los magufos radicales. Entendí lo que realmente quiere decir el postmodernismo cuando llama a valorar lo subjetivo: no es que las cosas que creen y sienten las personas sean por ello reales, pero sí que tienen valor para individuos y sociedades, y por eso deben de ser tomadas en cuenta, y no solamente descartadas como boberías irracionales. Me atrajo su revaloración del mundo anterior al grecorromano y de la Europa medieval, a menudo denostados como etapas previas a la civilización o de estancamiento de la misma. Me convenció su tesis de que muchos de los problemas de las sociedades contemporáneas provienen de la pérdida de los valores comunitarios, que se sacrifican en favor del individualismo. Claro que no estuve de acuerdo en todo con el autor: entiendo su rechazo al racionalismo (no como epistemología, sino como filosofía de vida), pero cuando hace la típica relación forzada postmodernista entre Ilustración y Guerras Mundiales, no puedo hacer otra cosa que rechazar esa interpretación. También me pareció incongruente que rechazara el principio de causalidad, siendo que a lo largo de todo el libro trata de explicar los fenómenos históricos con base en relaciones de causas y consecuencias. Fuera de eso, es un excelente libro, que recomiendo ampliamente.

2.- Historia del Siglo XX, de Eric Hobsbawm: ¡Uno de los mejores libros que he leído en la vida! No funciona como una introducción a la historia del siglo en el que nacimos, ya que, al igual que Osborne, Hobsbawm asume que el lector ya sabe muchas cosas y se centra en el análisis. ¡Y qué análisis! Con una erudición asombrosa, el autor aborda temas políticos, económicos, sociales, científicos y culturales, los escrutina, relaciona y entrelaza para proporcionarnos un muy completo panorama de lo que fue la vigésima centuria. Hobsbawm divide el siglo XX en tres épocas: la de las catástrofes (las Guerras Mundiales), la llamada Edad de Oro (en la que tanto los países capitalistas como los comunistas alcanzaron un desarrollo económico sin precedentes) y las de crisis, que son las que vivimos hasta ahora. Agudo y analítico, no escatima críticas contra lo que considera las dos religiones seculares de aquellos tiempos: comunismo y capitalismo, seguidas de forma acrítica por miles de conversos en todo el mundo. El autor, que acaba su análisis con la caída de la Unión Soviética, predice en su texto las crisis sociales y económicas que ahora padecemos. Es un libro de esos que deben leerse, pues permite la mejor comprensión de las situaciones que nos están tocando vivir. ¡Léanlo!

 1.- Introducción a la historia de la filosofía, de Ramón Xirau: Éste era el libro que nos hicieron llevar en la prepa y recuerdo que en ese entonces lo odié por ser un tabique choncho y pesado del que no entendía ni maiz. Bueno, no tanto. Hubo algunas cosas que se me quedaron: algo del pensamiento de Aristóteles, Descartes, Kant, Marx y Sartre. El problema es que era un adolescente estúpido. El segundo problema es que no sé cómo se le ocurrió a la maestra que un montón de adolescentes le agarrarían la onda a ese libro. Ahora que lo volví a leer me di cuenta de que en efecto no estaba preparado para él. En la prepa no tenía un buen de referencias históricas y culturales que son fundamentales para entender el libro. ¿De qué va? Pues como su nombre lo dice es una recorrido por la historia de la filosofía europea, desde la poesía helénica hasta el siglo XX. Es un libro básico para tener por lo menos noción de qué pensaron las grandes mentes del mundo occidental, y sobre todo para apreciar el diálogo constante que han tenido unas con otras. Es realmente fascinante ir de un filósofo a otro y pensar "vaya, este tío tiene razón", para después llegar al siguiente, que dice todo lo contrario y decir "no, éste sí tiene razón". Es uno de los mejores libros que he leído en la vida y que realmente les pondrá a trabajar el cheto.

Y ahora, fanfarrias por favor, el Top 5 de libros de narrativa que leí este 2011:

5.- Anclado en tierra de nadie, de Pedro Juan Gutiérrez: Fue un libro inesperado en mi rol de este año. Lo leí por recomendación y préstamo de una querida amiga mía. Se trata de una colección de cuentos basados en experiencias reales del autor (según tengo entendido), que vive en La Habana de la década de los 90's, es decir, tras la caída del bloque soviético y en los peores años de crisis económica para la isla. Las carencias y la miseria están presentes en todas partes, pero aún así los protagonistas se las arreglan para sacarle jugo a la vida. Con todo, la visión del mundo es de un realismo que raya en el cinismo. Lo más interesante es que los relatos en realidad no cuentan "historias" en el sentido tradicional, con un inicio, desarrollo y desenlace, sino que sólo son colecciones de episodios de la vida. Y de eso se trata el libro, de vida, pura vida.

 4.- Fanny Hill, Memorias de una mujer de placer, de John Cleland: Esta célebre novelita erótica escandalizó a Inglaterra por más de dos siglos. Es una delicia, maravillosa en su sencillez. Cuenta la historia de Fanny, una inocente chica de campo que se convierte en prostituta de lujo al llegar a Londres. Está llena de pasajes cómicos, algunos de suspenso, otros conmovedores, pero la mayoría muy cachondos. Casi todos los episodios describen magníficos actos de sexo hetero, pero hay un par de episodios dedicados al lésbico y al gay. Y todos, hombres y mujeres, son hermosos y se la pasan muy bien. Cleland tiene una gran maestría para describir el acto sexual, de forma muy poética y elegante, pero no menos explícita y que estimula la imaginación. Creo que lo más importante es que esta pequeña historia del siglo XVIII da una visión del sexo que ni es cínica, ni romántica, ni sórdida. Demuestra que una persona puede disfrutar del sexo libre en su juventud y después encontrar el amor y establecerse, sin contriciones, ni sermones sobre redención, ni nada por el estilo, sólo como que pasas de una etapa de la vida a otra, todo de forma muy natural. Les recomiendo leerla con su pareja.

3.- The Penguin Book of Vampire Stories: No, no es un libro de pingüinos, sino de vampiros, y es de la editorial Penguin. El libro recoge nada menos que 33 relatos sobre vampiros escritos entre 1816 y 1984. Entre los autores se encuentran John Polidori, Sheridan Le Fanu, Bram Stoker, Algernon Blackwood, MR James, Clark Ashton Smith, CL Moore, August Derleth, Richard Matheson y otros grandes. Es la antología de literatura vampírica más completa con la que yo me haya tropezado. Las interpretaciones del mito van desde lo macabro hasta lo romántico e incluso lo cómico, desde variantes realistas a las totalmente fantásticas. Es una excelente oportunidad para apreciar la evolución de esta figura arquetípica en la literatura anglosajona a lo largo de casi 170 años. Estoy seguro de que muchos de los cuentos les dejarán un impacto difícil de borrar.

2.- Conan el Bárbaro, de Robert E. Howard: Aquí estoy haciendo trampa, porque no se trata de un libro sino de una colección de tres volúmenes que incluye toda la bibliografía de Conan escrita por su creador (más unos extras exquisitos). No puedo escoger uno solo de los relatos de Howard, pues creo que las virtudes del autor sólo se aprecian realmente la totalidad de su obra como conjunto. Y no, no crean que las historias de Conan son solamente de un héroe esforzado que lucha contra monstruos y hechiceros para rescatar a damicelas semi desnudas. Es decir, sí es eso, pero también es mucho más. Conan es un gran personaje literario y en sus historias Howard plasmó su visión sobre la vida humana y el devenir histórico: una visión nada romántica y sí muy pesimista. Los que están alucinados ahora con Game of Thrones (¡y con razón!), porque mezcla historias muy realistas y crudas en un ambiente de fantasía, van a encontrar sus raíces en los cuentos de Conan, que además son un excelente ejemplo de lo que puede hacer un autor talentoso para crear lo que llamo "estética de la imaginación". Leer más aquí.  

1.- El sonido y la furia, de William Faulkner: Bueno, aquí ya estamos hablando de palabras mayores. Muy mayores. Éste es, por mucho, el mejor libro que leí este año. Es un libro tan rico y complejo que te obliga a detenerte para releer casi cada párrafo, pero al mismo tiempo es tan apasionante que no lo puedes dejar de leer. La novela narra la decadencia de una familia adinerada del sur profundo de los Estados Unidos. Se divide en cuatro capítulos: el primero es narrado por el hermano con retraso mental (¡sólo ese capítulo ya es una obra maestra por la que el autor se merece nuestra eterna admiración!); el segundo, en contraste, es narrado desde el punto de vista del hijo más inteligente, la promesa de Harvard en quien toda la familia ha puesto sus esperanzas, pero que no puede llevar esa carga; el tercero es narrado por el otro hermano, un amargado racista y egocéntrico; el cuarto capítulo está narrado en tercera persona. Éste es uno de esos ejemplos de las grandes obras de literatura, en que el autor conjuga con singular maestría lo social, lo histórico y lo colectivo, con lo personal, lo emotivo y lo íntimo. Es además, una de esas obras que obligan a prestar atención porque hay que irlas armando en la cabeza. La edición de Norton es una joya. Seguramente la releeré pronto.

Bueno, señoras y señores, con eso terminamos nuestro recorrido por la literatura que pobló mi cerebro durante el 2011. Les deseo un año lleno de literatura, de mucho aprendizaje y conocimiento. Pues, como dijo mi abuelita: "Si no lees, vas a dar Pena, Nieto". ¡Salud!

  ¡Acompáñalos con mota!

7 comentarios:

Ribozyme dijo...

Estba viendo en la red que Hobsbawm tiene tres libros sobre el siglo XIX:

The Age of Revolution: 1789-1848
The Age of Capital, 1848-75
Age of Empire: 1875-1914

Y el libro suyo que leíste, en inglés tiene el "pre título" Age of Extremes y una foto de Chaplin en "The Great Dictator" en la portada.

Sir David von Templo dijo...

Buenas Recomendaciones... Ahorita vengo, voy al pasillote que conecta La estacíon del Metro Zócalo con la estación Pino Suarez...

Saludos...

Roswell dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Normando Gonzalez dijo...

He visto que muchos de los libros que reseñas los tienes en ingles. Podrias decirme donde los consigues? Soy Meridano tambien.

Ego dijo...

@Normando Gonzalez: Cómo no, tengo cuenta en Amazon. Vale la pena, pues muchas veces los libros salen más baratos que acá, con todo y pagar el envío. Gracias por el interés; saludos.

Oliver Bernal dijo...

¿Cómo uno puede concentrarse en un libro mientras fuma mota?

Maik Civeira dijo...

No necesariamente "mientras" ;)

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails